fbnoscript
17 de diciembre de 2019

Córdoba: Las escuelas P-Tech de IBM y Ministerio de Educación

Más vaciamiento en las escuelas técnicas y precarización laboral. Schiaretti, con la venia de UEPC, desguaza los talleres de las escuelas técnicas.
Por Rodrigo Sebastián Barral
Maestro de Enseñanzas Prácticas de Escuela Técnica – Tribuna Docente Córdoba.

Tras décadas de vaciamiento a las escuelas públicas de la provincia, ya sea burocratizando la ejecución de los magros planes de mejoras institucionales o bien con la compulsiva inserción al Nuevo Régimen Académico (NRA) de escuelas que resiente sensiblemente el funcionamiento de las escuelas técnicas, el escenario esperado para el próximo año no puede ser más que el de un mayor ajuste y retracción en cuanto a derechos e inversión.

A la postre se presenta en Córdoba el programa P-Tech, que ya está en funcionamiento como prueba piloto en la provincia de Buenos Aires. El mismo, tras una atractiva presentación, enmascara un programa sistemático de precarización laboral y de una formación académica a la medida de las empresas multinacionales que lo impulsan.

El programa P-Tech (patrocinado por multinacionales como IBM) apunta sus cañones a las escuelas técnicas y las recientes escuelas PROA, en ambos casos el factor común se encuentra en la cobertura de cargos y horas cátedra y la inserción de las empresas como las encargadas de marcar las directrices de la formación de los y las alumnas próximos y próximas a egresar. Las escuelas PROA cubren la totalidad de su planta funcional con docentes precarizados, que ingresan tras una serie de filtros que ignoran groseramente el estatuto docente y las Listas de Orden de Mérito que se generan en la Junta de Clasificación otorgando un 30% de la calificación a esa instancia y el restante 70% a una serie de evaluaciones y valoraciones a través de entrevistas que no pueden ser recusadas. En todos los casos, son interinatos a término, que pueden ser revocados discrecionalmente por la coordinación de la institución.

Esto ya ocurre en las Escuelas Técnicas en materias como las FAT (Formación en Ambientes de Trabajo) de alta carga horaria, que son cubiertas por proyectos con la modalidad de interinatos a término y deben cumplimentar los requisitos de las empresas que hospedan a nuestras y nuestros estudiantes, proporcionando, muy eventualmente una fuente laboral.

A esto se suma la anárquica implementación del NRA , debido a que no existen directivas precisas para su implementación, con falta de cargos y de nombramientos necesarios para que los requerimientos de este nuevo régimen puedan llevarse adelante, por el contrario, se sobrecarga el trabajo de preceptores y profesores.

Para agregar más leña al fuego, el sistema informatizado que presenta la provincia como una innovación, funciona muy deficientemente, cargando sobre los docentes cada vez más horas de trabajo no rentadas , en detrimento de nuestras condiciones de vida, extendiendo holgadamente nuestras horas laborales.

El pacto social que propone el gobierno nacional de Alberto Fernández es el marco propicio para que Schiaretti lleve adelante su plan de ajuste contra los docentes, profundizando las magras condiciones laborales de los docentes con un congelamiento de salarios, la caída de la cláusula de la recomposición salarial por inflación y la precarización laboral para la cobertura de nuevas horas y cargos.

Por todo lo expuesto, es que resulta de vital importancia que la docencia se organice para enfrentar la inminente reforma laboral que año tras año se profundiza en las escuelas provinciales de todas las modalidades y niveles.

Los planes capitalistas que se presentan como salidas al derrumbe educativo, lejos de serlo, son la profundización de un sistema que apunta a introducir dentro de la educación las estructuras empresariales de precarización, explotación de la mano de obra de nuestrxs jóvenes y desvalorización de los aprendizajes y conocimientos.  

Rechazamos de plano la improvisada implementación del Nuevo Régimen Académico y la inserción de las empresas multinacionales en nuestras escuelas con el programa P-Tech cuyo único objetivo es que el estado forme a sus posibles futures empleades.

Sólo la unidad de los y las docentes podrá hacer frente a esta nueva etapa de ajuste.

Compartir

Comentarios