fbnoscript
21 de diciembre de 2019

Subte: un salto en la lucha contra el asbesto

Por Corresponsal

La marcha realizada por más de 300 trabajadores del Subte a la sede de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad el Estado (SBASE), constituyó un progreso en la lucha por la eliminación del asbesto de trenes, talleres e instalaciones. La iniciativa surgió de una reunión de los talleres. Y el Ejecutivo de la AGTSyP extendió la  convocatoria al resto de los sectores. El progreso consistió en reafirmar una línea que ya se había manifestado hace un par de semanas en un paro de 3 horas rotativo de todas las líneas. Y que consiste en dar una lucha del conjunto de los trabajadores del subte. Esto contra la política de Metrovías y el gobierno de Larreta de confinar el conflicto a los talleres y al tráfico de la línea B. De hecho, hasta hoy la patronal no reconoce oficialmente la contaminación en otras líneas como la C y la E, pese a estar documentado y reconocido “off the record”, que las formaciones que corren por ellas tienen múltiples partes con asbesto. Reconocimiento  que debería disparar inmediatamente tareas de desabestización;   retiro de formaciones contaminadas y chequeo médico del personal expuesto.

Los reclamos de la movilización fueron básicos y concretos: plan de desabestización de todo el Subte y Premetro con fiscalización de los trabajadores; cambio de flota de las línea B, C y E, con fecha de inicio de las mismas e inscripción de todos los trabajadores del Subte y el Premetro en la nómina de Relevamiento de Agentes de Riesgo (RAR). Una delegación fue recibida y se le comunicó que habría una respuesta a la brevedad sobre esos puntos. Pasados 8 días no hay nada. Motivo por el cual nuevamente los talleres – son los sectores más expuestos a la contaminación – han propuesto tomar medidas de acción directa, invitando a la participación de todos los trabajadores del subte. Mientras  tanto la inquietud se extiende: trece trabajadores de talleres sobre 380 chequeados y auditados, presentan lesiones pulmonares atribuibles al asbesto. Los talleres mantienen la abstención de tareas sobre piezas sospechadas, otros sectores han propuesto medidas similares.  Es fundamental, como lo evidenció la marcha, confluir en un plan de lucha de todos, con medidas progresivamente más profundas hasta quebrar la resistencia criminal del gobierno de la Ciudad, que está jugando con la salud y la vida de trabajadores y sus familias.

Compartir

Comentarios