fbnoscript
21 de diciembre de 2019

Por el triunfo de las compañeras y compañeros técnicos del Teatro Nacional Cervantes

La lucha pone de manifiesto también la precariedad de la relación laboral de actrices y actores con el Estado.
Por Julio Cortés
Agrupación ACTUEMOS

Los trabajadores y trabajadoras técnicos del Teatro Nacional Cervantes están llevando adelante un cese de actividades en pos de lograr una recomposición salarial que compense las pérdidas del valor adquisitivo del salario, reducido una y otra vez, en particular después de la devaluación del peso y la carestía posteriores a las elecciones PASO.

Esta lucha implicó hasta fin de noviembre que al no desarrollarse las actividades pertinentes en los diferentes roles técnicos, no pudieran realizarse las funciones programadas. La dirección del Teatro, impotente ante el reclamo, afirmó que no tiene potestad administrativa, financiera ni legal para firmar tal recomposición, “que eso depende de Hacienda”. Esto significó la continuidad del cese, levantándose también “las últimas funciones del año, ratificándose el estado de asamblea permanente” (Página 12, 30/11). La realidad da cuenta que hay compañeros administrativos que cobran salarios de $ 17.000 y otros que “cobran diferentes salarios por igual tarea, sin que se realicen las re categorizaciones consecuentes, no habiéndose tampoco renovado contratos para el 2020 aún, existiendo amenaza de despidos”; al tiempo que también reclaman por condiciones de trabajo dado que “el tercer subsuelo se encuentra inundado con aguas servidas porque se han roto las bombas cloacales.” (Infobae, 28/11). Trabajadoras y trabajadores del TNA denuncian que la dirección del Teatro “ha cortado el diálogo con la Junta Interna de ATE, amenazando con descontar los días de cese de actividades” (Prensa Obrera, 29/11)

Del mismo modo, el público que se acercó al Teatro o había planificado hacerlo, vio coartado su derecho al acceso a bienes culturales por la responsabilidad oficial en prolongar sin resolución éste conflicto.

Desde ACTUEMOS señalamos también la ausencia de la conducción Celeste de nuestra Asociación Argentina de Actores, para orientar y darle un cauce de lucha a esta incertidumbre que sufren las compañeras y compañeros y que de persistir la irresolución del conflicto plantea un futuro ambiguo para la temporada 2020. Al tiempo que nos manifestamos por la victoria de la lucha llevada adelante por las compañeras y compañeros técnicos.

- Pago ya de la recomposición salarial reclamada por las y los técnicos del Teatro.

- Por una paritaria para el trabajo actoral dependiente de los Estados municipales, provinciales y nacional.

Consideramos que poder realizar una asamblea inter elencos para discutir esta problemática tanto como reunirse en asamblea las y los trabajadores artísticos y técnicos, potenciaría los reclamos de la totalidad del personal que día a día ofrecen su talento e idoneidad al servicio de la creación y del arte.

Absolución del compañero actor César Arakaki.

No a la criminalización de la protesta social.

Compartir

Comentarios