fbnoscript
30 de diciembre de 2019

Puan: Muere un trabajador precarizado de EDES

El pasado 26 de diciembre, en la localidad de Puan, cabecera del distrito homónimo en el sudoeste bonaerense, murió electrocutado un trabajador de 43 años, oriundo de Bahía Blanca. El trabajador, empleado de la empresa Servicios Coronel, dedicada a servicios de mantenimiento y tercerizada de Edes (distribuidora de energía eléctrica en el sur de la provincia de Buenos Aires),  perdió la vida por la descarga eléctrica que recibió al cortar, con una motosierra, un cable de la línea aérea de media tensión mientras realizaba trabajos de poda de árboles que interferían con el cableado eléctrico. Edes rápidamente se lavó las manos deslindando responsabilidades por medio de un comunicado con la inverosímil excusa de que el trabajador no contaba con autorización para realizar el trabajo.
 
La muerte de trabajadores pertenecientes a empresas contratadas por Edes se repite. En 2016 en Bahía Blanca, cuatro trabajadores quedaron atrapados al derrumbarse  la zanja que construían para un nuevo tendido eléctrico.

Uno de ellos murió y los otros tres quedaron gravemente heridos como consecuencia del derrumbe, por mencionar uno de los casos más graves y de mucha resonancia mediática por ocurrir, además, en pleno centro bahiense con un importante tránsito peatonal. La repercusión mediática tuvo que ver también con que varios periodistas, que reportaban en el lugar, fueron agredidos por una patota de la UOCRA, con la intención de ocultar la precariedad y la irregularidad del trabajo con el que se realizaba la obra, que fue causa el derrumbe fatal.

Es que, para reducir costos, la empresa Edes terceriza la mayoría de los trabajos de mantenimiento. Los trabajadores que realizan las tareas lo hacen bajo el convenio de la UOCRA con salarios más bajos y condiciones de seguridad menos exigentes. Hay que recordar que la dirección local del sindicato fue detenida a principios de 2018 en una causa caratulada como "asociación ilícita y extorsión".

EDES forma parte del Grupo DESA controlado por Rogelio Pagano, junto con EDEN, EDEA y EDELAP son las encargadas de la distribución eléctrica en la ciudad de La Plata y el interior de la Provincia de Buenos Aires. La ganancia del grupo son multimillonarias, el acumulado entre los años 2017 y 2018, fue de 10.498 millones pesos (El cohete a la Luna 08/2019) y de casi 6.000 millones de pesos en los primeros nueve meses de este año, según se desprende de sus propios balances (Letra P 12/2019). Estas ganancias que terminan siendo distribuidas como dividendos, no se vuelcan a la inversión, que nunca acompañó el nivel de rentabilidad que obtuvieron las empresas de Pagano (ídem).

EDES, como el conjunto de las empresas de distribución de energía eléctrica, ha obtenido jugosas ganancias, primero con los subsidios del Estado en el decenio K y en los últimos años con los tarifazos y los subsidios estatales de la era Macri.  
 

Compartir

Comentarios