fbnoscript
30 de diciembre de 2019

La rebelión mendocina conmovió a Neuquén

La rebelión mendocina contra la “ley cianuro”, que acaba de consagrar su triunfo con la derogación de la normativa, concitó una gran adhesión en Neuquén.

Es lo que dejó de manifiesto la movilización de 1.500 neuquinos realizada el jueves 26, en apoyo a su lucha y contra la megaminería contaminante, que fue hacia la Casa de Gobierno y cerró con un acto en el monumento a San Martín.

La movilización fue convocada por el Partido Obrero e Izquierda Socialista y luego adoptada por el Frente de Izquierda-Unidad, y se mantuvo incluso luego de que se conociese un primer recule del gobierno de Rodolfo Suárez, anunciando que no reglamentaría por 180 días la ley que reforma la ley nº 7.722. Desde el Partido Obrero, a su vez, convocamos previamente una radio abierta para convocar a la movilización. 

Además de los partidos del FIT-U convocó el sindicato ceramista y participaron organizaciones ambientalistas, comunidades mapuches, el FOL, el MTD y otras organizaciones, que denunciaron allí las maniobras del gobierno radical de Mendoza.
Se reivindicó allí con el método de movilización callejera del pueblo mendocino y la independencia política frente a las variantes que posan de opositoras -como el gobierno nacional, que respaldó el intento de reforma de la ley Nº 7722.

La marcha fue una victoria sobre el boicot mediático y de las organizaciones de masas que dirige el PJ-kirchnerismo (sindicatos estatales, CTA, universidad, CGT, etc.), quienes mantienen un bloqueo total a cualquier acción de apoyo a la rebelión mendocina, que tuvo su eco en Comodoro Rivadavia y otros lugares de la Patagonia.
     

En esta nota:

Compartir

Comentarios