fbnoscript
30 de diciembre de 2019

La Unicaba avanza en la ciudad, con el nombramiento del privatista Palamidessi como rector

Derrotemos su implementación.

Tras la última reunión del Consejo de Rectores de los Institutos Superiores de Formación Docente de la Ciudad de Buenos Aires con Mariano Palamidessi, ha circulado un documento que describe el contenido de la misma y deja en evidencia cuál será el propósito y orientación de la Unicaba, la “Universidad Docente” votada por la Legislatura porteña contra la voluntad y movilización de docentes, estudiantes y autoridades de los institutos terciarios de la Ciudad.

El documento informa que ha sido designado como rector Palamadessi, quien había sido designado en marzo por el Ejecutivo porteño para "Unidad de Coordinación del Sistema de Formación Docente" creada en ese momento, con fines privatistas y de ajuste. De esta manera, se confirma que, lejos de la mentada autonomía universitaria, la Unicaba con autoridades elegidas a dedo y que responden directamente al gobierno de la Ciudad será una Secretaría de Educación, alineada a los objetivos privatistas del gobierno de Horacio Rodriguez Larreta.

El documento confirma la denuncia, al señalar que, consultado por los postítulos que se brindan gratuitamente en los profesorados, Palamidessi afirmó que en el año 2020 comenzarán los que sean aprobados y luego “será un tema a abordar”. Paralelamente a esta declaración, se anuncia que la Unicaba ofrecerá posgrados. De esta manera, la institución competirá directamente con los profesorados y los postítulos –que ya habían sufrido intentos de ser cerrados por el Gobierno de la Ciudad evitados por la movilización estudiantil- quedan al borde de su desmantelamiento. La “Universidad Docente” se inaugura como una bolsa de negocios de posgrados privados a costa del vaciamiento de los institutos terciarios.

El plan que viene a defender Palamidessi queda claro en el mismo documento. El flamante rector describe la Unicaba como una universidad al estilo de las universidades metropolitanas europeas. El de Palamidessi es un guiño al Plan Bolonia -que ha sido resistido con manifestaciones masivas en diversas ciudades de aquel continente. Es que la Unicaba no es un invento de Rodríguez Larreta: es una política mundial dictada por los organismos de crédito internacionales para adaptar la educación a las necesidades del mercado. Es decir, trabajadores con menor capacitación, acordes a una mayor flexibilización y precarización, que aumente la tasa de ganancia de los capitalistas.

La implementación de la Unicaba en medio del Pacto Social

Frente a la inminente implementación de la Unicaba existe un silencio de radio por parte de las conducciones estudiantiles y sindicales. Las conducciones del Centro de Estudiantes del Joaquín V. González y del Normal 1, Patria Grande, y la lista Celeste, conducción de UTE, no se han pronunciado al respecto. Su integración al Gobierno de Alberto Fernández le impide impulsar un plan de lucha en defensa de la educación. Del mismo modo que en el Congreso han votado a favor del robo a los jubilados, en la educación se han sometido al Pacto Nacional Educativo, que allana el terreno para un ajuste mayor en la educación superior.

Atar al movimiento estudiantil al Gobierno es una orientación de derrota para la formación terciaria en particular y la educación pública en general. Cuando avanza un ajuste contra la población para reunir recursos para pagar la deuda –como hemos visto con la megaley que roba los aumentos jubilatorios o el debate sobre el posible congelamiento de las paritarias- es necesario seguir el camino del pueblo mendocino y luchar en defensa de nuestros derechos. Frenar la implementación de la Unicaba es el desafío inmediato del movimiento estudiantil. Es necesario reimpulsar un plan de lucha de todos los Institutos, de docentes y estudiantes, para derrotarla.

Compartir

No cars.

Comentarios