fbnoscript
2 de enero de 2020

Tucumán: gran actividad de cierre de año del Partido Obrero

Por Corresponsal

El día sábado 28 de diciembre se realizó el cierre de año del Partido Obrero en un salón céntrico que fue colmado por más de 400 compañeros del Partido, del Polo Obrero y numerosos invitados.

En un día de calor agobiante se reunieron compañeros de los ingenios azucareros de textiles, de más de 20 barrios de la capital y del interior, compañeros citrícolas, docentes de distintas ramas y simpatizantes del partido.

De los espectáculos artísticos más aplaudidos se destacó el Freestyle un compañero de la juventud del Polo. En sus rimas está presente la lucha de la juventud en los barrios y el accionar del Polo Obrero como organizador de la juventud que no se rinde y que pelea por sus reivindicaciones.

Entre los discursos es de destacar el compañero que vino en representación de los despedidos del ingenio Famailla (ex Fronterita) recientemente adquirido por una subsidiaria de Coca Cola. El compañero nos relató las peripecias que sufrieron él y otros despedidos ante el abandono de la dirigencia sindical que no movió un dedo para su reincorporación. Lo más trágico del relato fue la situación de uno de los despedidos que tiene un hijo con una discapacidad congénita que depende exclusivamente de la obra social para sobrevivir. La patronal sin más explicaciones dejo sin trabajo al compañero y prontamente se le acaban los tres meses de cobertura de la misma. Una situación desesperante que el Partido tomó en sus manos para reclamarle al gobierno una inmediata solución.

El discurso central estuvo a cargo de Martin Correa y allí se realizó un primer análisis de las tres semanas de gobierno de Alberto Fernández. La denuncia del robo a los jubilados fue explicada con detalles y contrastada con los beneficios ya anunciados a las mineras y petroleras. Está claro que a los compañeros que desarrollaron un campaña durante todo el año junto al Partido y al Polo esto no los sorprende, la denuncia contra el ajuste y el pacto social que tenía en carpeta el PJ fueron parte de todo un año de agitación política. El discurso continuó analizando la situación local sin dejar de lado la reciente denuncia contra el senador Alperovich donde lo que importa reconocer es que en Tucumán tenemos todo un régimen de violencia contra la mujer de los cuales Alperovich y Manzur son sus principales impulsores. Las palabras finales de Martin Correa estuvieron dedicadas a hacer un corto balance sobre la repercusión en nuestras filas de la ruptura del grupo de Blanco y Altamira y un llamado a los compañeros a construir un fuerte partido de combate de la clase obrera que sea la vanguardia de la clase obrera en el camino de la revolución y de un gobierno de trabajadores.

En esta nota:

Compartir

Comentarios