fbnoscript
3 de enero de 2020 | #1578

Cursos en todo el país para formar militantes socialistas

El Partido Obrero está llevando adelante cursos de formación política en todo el país, para formar en las ideas del marxismo a las nuevas camadas militantes que se acercan a las ideas de la izquierda, en un marco de rebeliones populares en toda Latinoamérica y grandes crisis y luchas políticas.

Los cursos discuten, en primer lugar, la cuestión del Estado y la clase social que representa. Arrancando por un debate sobre la plusvalía y la forma que asume la opresión de clases en el régimen capitalista, ponemos en discusión la concepción marxista del Estado. Esta primera aproximación resulta novedosa para muchos compañeros, que parten de la idea de que el Estado “arbitra” entre clases sociales antagónicas. Contra la izquierda que se ha adaptado a la democracia burguesa, la militancia del Partido Obrero se forma discutiendo el carácter de clase del Estado como herramienta de dominación de la burguesía.

Otro tema de debate es el carácter de la etapa imperialista como etapa de descomposición capitalista y de transición histórica, y la relación entre los países imperialistas y los países atrasados. Esto permite poner en debate los límites insalvables del nacionalismo burgués para resolver los problemas históricos de los países oprimidos. Se trata de un debate de una actualidad enorme, porque aporta herramientas para entender las causas de la crisis del llamado “socialismo del siglo XXI” y de los regímenes nacionalistas en toda América Latina. Poniendo en perspectiva histórica al kirchnerismo, se nota además hasta qué punto es una versión degradada de experiencias nacionalistas previas. En los debates se van procesando colectivamente los problemas que surgen de los debates cotidianos con una base de activistas que depositan expectativas en el gobierno de Fernández.

En tercer lugar, se pone en debate la perspectiva histórica del socialismo y la lucha por un gobierno de los trabajadores. A partir del debate sobre el programa, se aborda la necesidad de ganar a las masas a una perspectiva socialista, sobre la base de una tarea intensa de agitación, propaganda y organización. Obviamente, esto requiere estructurar a la vanguardia del movimiento obrero, estudiantil, de la mujer, en un partido de la clase obrera, una tarea militante ineludible para transformar la descomposición del régimen capitalista y las catástrofes que acarrea en una lucha consciente y victoriosa por el socialismo.

La extensión nacional de los cursos plantea un desafío para la militancia del Partido Obrero. Muchos compañeros hacen su primera experiencia dando cursos de formación política. En la Capital, por ejemplo, la tarea de formar partidariamente a compañeras provenientes de la lucha de la salud requiere un gran esfuerzo con cursos que en muchos casos se programan a la madrugada o a altas horas de la noche.

En el Chaco se discuten las ideas del marxismo en Pampa del Indio o Saenz Peña, en talleres donde se alternan las intervenciones en español con otras en qom. En Mendoza, los cursos de formación política atraen a la juventud que participa de la rebelión contra la minería contaminante. En Chubut, a destacados compañeros que han sido protagonistas de las grandes huelgas y levantamientos populares contra el régimen de Arcioni. En Misiones, con una importante convocatoria de jóvenes, se llevaron adelante los cursos en Posadas y Eldorado.

En la provincia de Buenos Aires, donde se concentra el proletariado industrial, se han congregado obreros de grandes fábricas, por ejemplo, Pirelli. En otros casos, los cursos han interesado a la vanguardia del Polo Obrero, que ha discutido, por su parte, un plan masivo de formación política que ya se está poniendo en marcha.

En los cursos del Partido Obrero se organizan y se forman como militantes socialistas compañeros que son protagonistas de las grandes luchas de la etapa.

En esta nota:

Compartir

Comentarios