fbnoscript
6 de enero de 2020

Los papeleros de Kimberly Clark votaron un plan de acción

Movilizarán este Jueves a las 10hs al Ministerio de Producción bonaerense

La lucha de los trabajadores papeleros de Kimberly Clark continúa, luego de una heroica ocupación de fábrica que duró 70 días, frente al anuncio de cierre por parte de la multinacional norteamericana el último 26 de Septiembre.

El desalojo comandado por el entonces Ministro Ritondo, enviando a la Policía Bonaerense a ejecutar una acción ilegal y violenta contra los trabajadores en plena madrugada, junto a los amedrentamientos judiciales que viabilizan una causa penal contra los trabajadores por parte de la patronal que los despidió, intentaron dar por cerrada sin éxito, esta lucha obrera.

El alcance nacional que tomó luego del desalojo, y las movilizaciones y acciones que se realizaron en las semanas siguientes dan cuenta de que los papeleros están de pie y dan pelea.

Asamblea y plan de acción

Una nueva asamblea muy concurrida el último viernes resolvió un plan de acción. Las reuniones con funcionarios de Mayra Mendoza, Intendenta de Quilmes, dieron por resultado el compromiso a concretar audiencias con los ministros de producción nacional y provincial, Matías Kulfas y Augusto Costa respectivamente, sin embargo no hubo por el momento una respuesta concreta. Por ello, la asamblea resolvió una movilización al Ministerio de Producción bonaerense para este Jueves 9 de Enero planteando que se ponga en pie una mesa de trabajo que incluya a los trabajadores y el gobierno, dónde se elabora un plan productivo y de reapertura de la planta con eje en la defensa de los puestos de trabajo.

Los trabajadores expresan claramente el planteo que llevarán a las puertas del ministerio: “La reactivación industrial debe empezar por levantar las persianas de las fábricas que han cerrado en este período, y la planta papelera de Bernal está en perfectas condiciones para producir como lo hemos demostrado con la prueba productiva durante la ocupación, luego donando los productos elaborados a hospitales, escuelas y comedores desabastecidos por el propio Estado.”

La puesta en marcha de las máquinas en plena ocupación de fábrica puso de manifiesto la viabilidad de la empresa, a la vez que los productos fueron donados a hospitales, escuelas y comedores, que se encontraban desabastecidos por el propio Estado. La simpatía popular que generaron estas acciones de los luchadores papeleros es la contracara de la decisión patronal de cerrar una planta sin considerar las consecuencias sociales y laborales.

El industricidio que atraviesa la argentina, con miles de despidos y cierres de fábricas, es particularmente grave en el gremio del papel, donde solo en los últimos 3 meses cerraron 6 plantas además de Kimberly Clark. La parálisis del sindicato y la Federación papelero ante semejante desangre de puestos de trabajo, ha sido clave para contener una respuesta general de los trabajadores, aislando la lucha y ocupación de Kimberly. Ahora la burocracia papelera le corta la cobertura de salud a algunos de los papeleros que siguen en la lucha por sus puestos de trabajo, lo que ha generado el repudio y el reclamo de continuidad de la cobertura de salud a todos los compañeros.

La Gris Papelera, con más de una década de lucha por recuperar el sindicato para los trabajadores, sigue siendo una referencia en todo el gremio en el objetivo de echar a la burocracia sindical de los sindicatos para que la crisis capitalista no la paguen los trabajadores.

En esta nota:

Compartir

Comentarios