fbnoscript
10 de enero de 2020

Silencio de radio por los salarios en Neuquén

Hay que preparar la intervención de docentes y estatales.

A partir de la rebelión y la gran huelga de semanas a inicios de 2018, los trabajadores de la educación primero, y luego el resto de los estatales, conquistamos la actualización trimestral de salarios por Indice de Precios al Consumidor (IPC). Este IPC se obtiene del promedio de tres índices: el de Neuquén, el de Córdoba y el INDEC, lo cual introduce una distorsión ya que los precios en la provincia son por “naturaleza” superiores a otras provincias y a la ciudad de Buenos Aires. ¡¡Hasta en los “precios cuidados” pagamos hasta un 22% más!! (La Mañana de Neuquén, 8/1).

Al acuerdo salarial firmado a inicios de 2019 le queda pendiente la actualización que toma el promedio de IPC del último trimestre del año pasado, para cubrir los meses de enero, febrero y marzo.

Si bien aún no se conoce el índice de diciembre, en los meses de octubre y noviembre el IPC de Neuquén acumuló un 11,62% y en los últimos doce meses un 60,18%.

Este porcentaje es muy superior al acumulado en esos dos meses para Córdoba (7,18%) y para el Indec (7,6%). 

Es decir, que si la provincia de Neuquén no dibuja (como suele hacerlo) el índice de diciembre, los salarios por la actualización del último trimestre de IPC habrán perdido, por lo menos, más de cuatro puntos porcentuales. 
A esto debe agregarse la línea directriz del gobierno nacional, adoptada por varios gobernadores ya, de anular las actualizaciones periódicas de salarios. El gobierno neuquino mantiene bajo siete llaves cuál será su decisión.

En el caso de los trabajadores de la educación, la conducción de ATEN (TEP-Frente de Todos) sigue a rajatabla la orientación de Yasky y Alesso-Baradel que han saludado el miserable adelanto de $ 3.220 en dos cuotas y el robo a los jubilados como una política de “redistribución de la riqueza”. 

El TEP ha tolerado, sin convocar a una asamblea durante meses, que el gobierno incumpliera uno de los puntos del acta de inicios del año pasado: la mesa técnica. Con fecha para octubre de 2019, la patronal la convocó en noviembre y por sucesivos “cuartos intermedios”, finalmente la pateó para fines de este mes.

En lo que parece será su línea general, el TEP ha celebrado la reinstalación de la paritaria nacional, depositando expectativas en el auxilio presupuestario de Nación: “No solo es discutir qué queremos hacer con la educación, también es quién va a poner los recursos y ahí entra el Estado Nacional, que es el que debe garantizarlo”, declaró el secretario general de ATEN a la LaWebsindical (16/12/2019).

Pero el Estado Nacional por boca de su ministro de Educación alerta: estamos ante  “una situación fiscal muy compleja que atraviesan el gobierno nacional y muchas provincias" (Página 12, 7/1).

Si a esta situación le sumamos los rumores sobre la alteración a la baja de conquistas previsionales en el ISSN, todo confirma que como siempre, Neuquén no es una isla.

Las y los trabajadores de la educación debemos deliberar y preparar la exigencia de asambleas ni bien regresemos a las escuelas. 


 

En esta nota:

Compartir

Comentarios