fbnoscript
10 de enero de 2020

Rosario: muere trabajador de limpieza por leptospirosis

Hugo Ruiz Díaz de 29 años, es el primer caso mortal de leptospirosis del año. El joven realizaba tareas de limpieza en zanjas para la empresa cooperativa EGEA de la zona sur de Rosario, actividad con una alta exposición a aguas servidas. Un cuadro propicio que favorece la propagación de la enfermedad. 

La familia del trabajador apuntó las responsabilidades a la patronal de la empresa que se encargó sistemáticamente de ignorarlos. “El patrón jamás llamó. Es más, lo llamábamos y nos cortaba. Los médicos nos dijeron que su enfermedad era laboral” señaló la compañera de Hugo. (Rosario3). El día martes sus familiares y amigos se hicieron presentes en la puerta de la empresa con un corte reclamando justicia.

En 2019 se registran 13 casos de leptospirosis. Dos de ellos fueron mortales. Uno de los casos fue el de Sandro, militante de Casa Pueblo del barrio Saladillo. Los vecinos de la zona durante 5 años y hasta con cortes en la circunvalación, le exigieron al gobierno local que se realicen las obras de desagüe correspondientes, desratización, tareas de saneamiento y urbanización para poder prevenir estas enfermedades. Una realidad que se replica en números barrios de Rosario. Hasta hoy no han obtenido respuestas por parte de ninguno de los gobiernos.

La respuesta por parte del gobierno municipal del Frente Progresista tanto ayer como hoy es evadir las responsabilidades señalando que es producto del temporal de nuestra región. La directora del área de Epidemiología municipal, Analía Chumpitaz señaló “este tipo de enfermedades son frecuentes en temporada de lluvia, hasta mayo vamos a tener agua y es importante prestar atención a las medidas de prevención” (La Capital).

Lo que el gobierno oculta en sus declaraciones es que lejos está de ser un problema a causa del clima, sino que es el resultado del trabajo precarizado y la crisis habitacional que reina en nuestra ciudad.

Solo en Rosario viven 100 mil personas en 112 villas miseria donde su gran totalidad no cuentan obviamente con viviendas dignas, servicio de cloacas, luz, etc. Expuesta a todo tipo de peligros y a enfermedades como leptospirosis y hantavirus. Hoy vecinas y vecinos del barrio la flores denunciaron en los medios que la municipalidad manda a las cooperativas a tirar la basura en su barrio dejando montaña de barro podrido y minado de alimañas. Ratas, alacranes.

La otra cara de este caso lamentable es consecuencia de una ciudad afectada por el desempleo y el trabajo precario. Hoy funcionan en Rosario 225 cooperativas de trabajo con 2500 trabajadores en función cobrando salarios de indigencia de 5000 y 8500 pesos y donde gran parte de las que realizan tareas de limpieza son los propios trabajadores quienes tiene que comprarse las herramientas para poder trabajar y equipos de seguridad sin contar con ART, ni ningún tipo de obra sociales, ni derecho laboral.

La alternativa de las cooperativas es la salida que busca el gobierno municipal y ahora el gobierno nacional para agudizar aún más la precarización de la vida de miles de trabajadores ante un cuadro de crisis laboral y despidos. El responsable de la muerte de Hugo, es el gobierno de los especuladores financieros, de los enormes edificios de lujo como Puerto Norte, en una rosario cercada de villa miserias. Son las empresas de cooperativas de la precarización laboral bancadas por la municipalidad y sostenidas por punteros, que empujan a miles de trabajadores a vivir con salarios de indigencia y a trabajar en terribles condiciones hasta costarle la vida.

Profundicemos en las calles la pelea por el acceso a las viviendas, a la urbanización y el trabajo genuino. Justicia por Hugo Ruiz Díaz. Basta de muertes obreras.

En esta nota:

Compartir

Comentarios