fbnoscript
29 de enero de 2020

Lilita Carrió cerró la “grieta” y llamó a apoyar a los negociadores de la deuda y al gobierno

Todos juntos para pagarle a los bonistas y al FMI

Lilita Carrió jugó un papel clave en la clarificación del sentido profundo que tiene el pacto entre el oficialismo y la oposición para aprobar el proyecto de ley que autoriza al Ejecutivo a negociar el pago de la deuda externa con el FMI y a los bonistas. La “opositora” pidió intervenir en la sesión para hacer “una aclaración” y, sin ningún empacho, sostuvo que “hay momento en los que todos tenemos que estar unidos” y añadió que “hoy estamos aquí para darle respaldo a nuestros negociadores (de la deuda) que ahora están ahora en los Estados Unidos”.

“Nuestros negociadores”. Por encima de todo tipo de grietas, la legisladora que supo acompañar todo el proceso de endeudamiento fenomenal (u$s100 mil millones) que llevó adelante el gobierno macrista, ahora se muestra “plenamente solidaria” con los funcionarios oficiales que se encuentran pactando los términos del brutal ajuste a aplicar contra la población trabajadora para que los negocios de los capitalistas mantengan sus tasas de ganancia y se creen las mejores condiciones para pagar la deuda ilegal y usuraria.

En un llamativo intento de acallar toda voz crítica en el Parlamento, la “fiscal de la República” utilizó el insólito argumento de que no había que “hablar de más” porque luego “los abogados de los fondos buitres utilizan estos conceptos para introducirlos en los juicios contra la Argentina” y “así es que hemos perdido varios de ellos”. 

Para que no quedaran dudas de cómo se encolumnan todos los partidos y sectores patronales a la hora de “cumplir” con los buitres que esquilmaron y esquilman al país, Carrió acotó que “lo que estamos tratando acá es de que se vea que el Poder Ejecutivo nacional, que fue recientemente electo, cuenta con el apoyo de toda la oposición y del gobierno que perdió para darle poder político en la negociación (con el capital financiero). En esto –dijo- no se puede ser mezquino y no se puede hablar de más”.

La legisladora opositora-oficialista no hizo mención directa de a quién se refería cuando hacía estos llamados al silencio, pero en el recinto “de la unanimidad”, hubo una solo voz opositora que desarrolló la denuncia del pacto de entrega del país: fue la voz del Frente de Izquierda, la única bancada que votó en contra de la ley que, como destacó la diputada del PO-FIT, Romina del Plá, prepara la profundización del ajuste brutal contra los trabajadores y los jubilados y deja la soberanía nacional en las oficinas del Fondo Monetario Internacional.  
 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios