fbnoscript
30 de enero de 2020 | #1580

Santa Fe: Perotti anula la cláusula gatillo, Sonia Alesso acompaña

El gobierno santafesino comunicó, a través de voceros y ministros, la anulación de la cláusula gatillo para docentes, estatales y jubilados, y un aumento por decreto de un 4,1% a cuenta de la próxima paritaria. En ese cuadro, Sonia Alesso (secretaria general de Amsafe Provincial y de Ctera) no dudó en desprestigiar a la cláusula gatillo sirviendo de apoyo al propio gobierno. Ante los medios, Alesso declaró que “no era la panacea” y que no se podía discutir “cláusula sí o cláusula no” (La Capital, 22/1), lo que da cuenta de su disposición a entregar esta herramienta gremial que -aún con déficit- compensa el salario frente a la inflación. 

A través de un comunicado, Amsafe Provincial anunciaba que “el gobierno otorga el aumento correspondiente a la actualización por inflación del mes de noviembre”, ocultando que es un aumento por suma fija a cuenta de la próxima paritaria, que implica la eliminación de la cláusula y que tampoco cubre lo que correspondería por cláusula gatillo, ya que van a adeudar un 3,8% correspondiente a la inflación del mes de diciembre. Amsafe Rosario, por el contrario, inmediatamente rechazó estas declaraciones, exigiendo paritarias libres sin condicionamientos y advirtió de la maniobra de la deuda del 3,8% del mes de diciembre y del acompañamiento de la dirección provincial.

Jorge Hoffmann, secretario general de ATE Santa Fe, no dudó en reconocer la paritaria como ámbito de discusión y negociación para luego sentenciar que la cláusula “es un elemento más, que tuvo buena prensa pero no empató la inflación” (El Ciudadano, 22/1). Al atacar la cláusula gatillo, Hoffmann, un entregador serial del salario, anticipa que no pretende luchar para evitar que los salarios sigan perdiendo frente a la inflación. Ni hablemos de una recomposición salarial, cuando la mayoría de los estatales está por debajo de la línea de pobreza.

Que la paguen los capitalistas

El gobierno ha tomado esta medida de ajuste luego de argumentar que es “para hacer frente al pago de deudas de contratistas, proveedores y volver a constituir el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (Fuco)”. Sin embargo, viene de aprobar una reforma tributaria que mantiene prácticamente intactos los intereses de los grandes grupos agroexportadores, industriales y sojeros de la provincia.

Por lo tanto, ¿quiénes son los que pagarán la deuda? Serán los trabajadores al resignar la indexación de su salario. Hay que ser muy claros, un aumento de suma fija se licúa con la inflación y devaluación. El gobierno pretende eliminar cláusulas gatillo (como hizo el gobierno de Manzur en Tucumán), otorgar aumentos por decreto a cuenta de acuerdos posteriores que consolidan salarios de miseria y socavar las negociaciones paritarias. La pelea entonces es por que la crisis en la que está sumergida la provincia la paguen los grandes grupos capitalistas que son quienes nos han arrastrado a esta situación, y no los trabajadores.

Deliberación y un plan de lucha

El pasado 2 de enero, cuando el gobierno había anunciado el pago extendido de salarios y jubilaciones y comenzaba esta catarata de ataques, una inmensa movilización de un millar de docentes, estatales y jubilados con Amsafe Rosario a la cabeza, recorrió las calles de Rosario. La misma respuesta se reproduce en varios departamentos de la provincia. Hay una predisposición a la lucha por parte de las bases docentes y estatales. Por ello urge la necesidad de un plenario de delegados de base de estatales y docentes de toda la provincia, para lanzar un plan de lucha en febrero, para cuando se reúna la paritaria, para defender el salario y la cláusula gatillo. Por una paritaria libre, sin condicionamientos y por el pase a planta de trabajadores y docentes precarizados.

 

Compartir

Comentarios