fbnoscript
31 de enero de 2020

Acto en las puertas de Kimberly Clark, tras cuatro meses de lucha

Luego del violento desalojo de la ocupación los trabajadores no aflojan.
Acto en las puertas de Kimberly Clark, tras cuatro meses de lucha

Fotos Valen Vignardi, Ojo Obrero Fotografía

En las puertas de la fábrica y con la presencia de un cordón policial custodiando las instalaciones, los trabajadores de Kimberly Clark realizaron un contundente acto frente a la papelera, a cuatro meses del cierre de la planta y tras dos meses del desalojo de la ocupación que mantenían los trabajadores en defensa de sus puestos de trabajo.

La actividad contó con una concurrida asistencia que superó las 300 personas, entre quienes participaron comisiones internas, agrupaciones y organizaciones políticas y sindicales. Fue destacada la participación de los compañeros del Polo Obrero, cuya solidaridad con los trabajadores y el acampe en las puertas de la planta se dio desde el primer día, y la presencia de compañeros de la Junta Interna del INTI que vienen de lograr la reinstalación de los despedidos.

Los trabajadores abrieron el acto realizando una reseña de estos cuatro meses de lucha contra una patronal que ha dejado en la calle a más de 200 trabajadores. Mencionaron los dos meses de ocupación y acampe en la puerta, que fueron rodeados de toda la solidaridad del activismo obrero y las distintas organizaciones políticas y sindicales. Las sucesivas movilizaciones y acciones para dar a conocer el conflicto y obtener una respuesta del Estado. La incansable labor de la Comisión de Mujeres con el fondo de lucha, los festivales y distintas iniciativas.

Paso seguido, tomaron la palabra las representaciones sindicales y políticas presentes, quienes acercaron su saludo y se expresaron al respecto del conflicto. Entre ellas, se destacó la intervención de la diputada nacional del PO-FIT Romina Del Plá, quien señaló la hipocresía de un gobierno que hizo campaña prometiéndole una salida para los trabajadores y una vez que asumió no solo les da la espalda sino que coloca toda su agenda en garantizar los compromisos con la banca internacional y los bonistas, a expensas del pueblo trabajador. Insistió en que el conflicto de Kimberly Clark desnuda ese carácter antiobrero del gobierno.

 

La voz de los trabajadores estuvo en cabeza del delegado Walter Relañez quien en un detallado informe puso en conocimiento de la concurrencia las novedades del conflicto. Walter manifestó que los funcionarios de la provincia de Buenos Aires tuvieron una reunión con las máximas autoridades de la empresa, donde estos aseguraron que no tienen pensado vender la empresa a otra firma privada del mismo rubro y que el propósito de la patronal es proceder a la liquidación y desmantelamiento de la fábrica en las próximas semanas. Respecto a las posibles reinstalaciones en las plantas de Pilar y San Luis, la empresa manifestó su rechazo aduciendo una caída en la producción. Ante esta situación, desde el Estado provincial manifestaron que no estaban en condiciones de hacer nada, omitiendo dar una respuesta al reclamo de los trabajadores.

Ante esta situación los trabajadores reafirmaron su intención de continuar con la lucha y seguir con las iniciativas para mantener vigente el conflicto.  Walter mencionó que la respuesta de los trabajadores de Kimberly debe ir en sintonía con las distintas luchas obreras, como la de los trabajadores de Molinos Minetti que luchan por su continuidad laboral o como los compañeros de la papelera Ansabo: “La respuesta tiene que ser por el camino de la movilización popular como en Mendoza, como en Chubut”, agregó.

Relañez también denunció el carácter de un gobierno y una justicia que permite que las empresas despidan, cierren, vacíen los establecimientos y fuguen sus ganancias dejando deudas millonarias, mientras los trabajadores son tratados como delincuentes,  judicializados y perseguidos. Mencionó que a fines de febrero tendrán lugar las primeras citaciones debido a los expedientes judiciales abiertos por la ocupación de la planta. “Es muy importante este acto porque va a ser la única forma de frenar ese proceso judicial y de presionar al gobierno para que vean que seguimos dando pelea”, afirmó. Denunció que el gobierno destina miles de millones de dólares a los bonistas y especuladores y les da la espalda a los trabajadores.

El acto culminó con un claro reclamo al gobierno para que frene el vaciamiento de una fábrica que cuenta con tecnología de punta y con todo lo necesario para seguir produciendo bienes de primera necesidad para el pueblo trabajador. Y señalando que los trabajadores  seguirán el rumbo de la independencia política, la asamblea y la lucha, en la defensa de los puestos de trabajo y la continuidad de la planta.

Compartir

Comentarios