fbnoscript
31 de enero de 2020

PCR y Patria Grande: un acto de cipayismo

La última sesión de la Cámara de Diputados puso de manifiesto un pacto que tiene como eje central el rescate de la deuda fraudulenta e impagable. Un pacto al servicio de los bonistas, el FMI y los especuladores. El pacto unió a kirchneristas, PJ, UCR, macristas y a Carrió que fue una entusiasta defensora de la ley y reclamó un apoyo incondicional a los (“nuestros” sic) negociadores del gobierno de Fernández, que en ese momento estaban en Nueva York. 

El carácter colonial de la ley votada ya venía precedido por todas las muestras de alineamiento del gobierno de Alberto con el imperialismo yanqui (Hezbollah, Venezuela, cumbre antiterrorista con Pompeo, visita a Israel, etc.), por eso Carrió no cometió ningún acto fallido cuando habló de “nuestro gobierno”.  

En la sesión que tuvo lugar este miércoles en la Cámara de Diputados, Itai Hagman dirigente de Patria Grande justificó su voto a la ley de  “sostenibilidad” de la deuda, que le otorga un cheque en blanco al gobierno para el rescate de los acreedores; que Hagman haya sostenido que era un acto de soberanía no le cambia el carácter a la ley, es solo una perfidia para justificar su integración al bloque del gobierno.

En el caso de Juan Carlos Alderete y Lía Cativa (PCR), decidieron hacer mutis por el foro y desaparecer al momento de la votación, por lo cual cualquier cosa que digan contra la deuda externa no merece ningún respeto. 

A la hora de votar la autorización para la entrada de tropas yanquis en nuestro país, los tres diputados “antiimperialistas” decidieron dar su voto afirmativo sin subterfugios. La autorización a operaciones militares conjuntas con el ejército yanqui en nuestros país es parte del mismo paquete: garantizar el saqueo y el ajuste, y cobran importancia en la represión de las rebeliones populares que se producen como consecuencia de ello.  

La integración del PCR y Patria Grande al rumbo proimperialista del gobierno es profunda. 

 

Compartir

Comentarios