fbnoscript
3 de febrero de 2020

Plenario general del Frente de Lucha Piquetero el martes 4 de febrero

Por trabajo genuino, frente a la emergencia social, apertura de los programa sociales y aumento de su monto por inflación.
Por Jeremías Cantero
Polo Obrero

La decisión del gobierno de Alberto Fernández de eliminar la movilidad a los jubilados golpea también a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Se guardaron millones que irán al pago de la deuda externa con el hambre de los más necesitados: ¡los abuelos y los chicos!

Mientras, la inflación no baja del 24% para el primer semestre y se repuso el impuesto del IVA en los alimentos y productos de primera necesidad, lo que golpeó aún más la miseria social. 

Los aumentos de precios continúan. Los “precios cuidados” son una estafa en favor de las patronales y las grandes cadenas de supermercados. Se aplica luego de aumentos de hasta el 85% en algunos productos y se han evitado incluir a productos como carnes, verduras y frutas, a los que no cuida nadie. 

La tarjeta alimentaria avanza a paso de tortuga comparado con el retroceso de los ingresos de las familias obreras y los aumentos de precios. A penas llega a $133 pesos por día: menos que 1 kilo de pan y un litro de leche y si los niños son mayores de 6 años se quedan afuera de ese beneficio.

Mientras tanto la ley de emergencia alimentaria votada el año pasado por todos, no la cumple Fernández como tampoco lo hizo Macri. 

Hacia fin de año solo llegó la mitad de los alimentos a los comedores populares, que atienden decenas de miles de familias, desde ese entonces no se han entregado más alimentos, agravando la situación social de la población más pobre, mientras en el mismo período el “presidente de todos” le pagó a los acreedores 4.500 millones de dólares de intereses de la deuda. 

Este ataque a nuestras condiciones de vida avanza con la colaboración directa de la burocracia de la CGT, CTA y el Triunvirato (Utep- Sindicato de la Economía Popular), integrados estos últimos como funcionarios al gobierno. 

Unos entregan los salarios a cambio de suma fijas por detrás del aumento de precios y los otros han acordado cerrar los programas vigentes en un océano de 4 millones de desocupados (mientras continúa la recesión, los despidos y los cierres de fábricas). 

El Triunvirato y su sindicato de la “economía popular” (UTEP), creado desde los ministerios, están a la cabeza del impulso de la precarización laboral entre la clase obrera. 

Se anuncian nuevos programas de “trabajo”, para “traspasar los planes al trabajo”, estos serían, claro está, precarios, con contratos por fuera de convenios laborales, por un monto de 17 mil (por debajo del nivel de indigencia o canasta de la pobreza), sin garantía de continuidad, estabilidad y otros derechos. La cantidad de puestos va a ser limitado a los beneficiarios de salario social o hacemos futuros, programas que tienen las organizaciones del Triunvirato en su mayoría, aun así estos planes abarcarían poco más de 50.000 personas que serían mano de obra barata para Intendentes y Gobernadores, ¿y el resto de los 3 millones de personas sin trabajo qué hacemos?,  ¿seguimos esperando una tarjeta de 133 pesos por día?

Los mismos que regalaron la paz social al ajuste macrista, ahora refuerzan su papel de disciplinar y desmovilizar a los desocupados, que controlan por medios de los planes sociales.

Es que no hay ningún plan de desarrollo de la producción y el trabajo, esto porque los recursos se concentran en el pago de la deuda externa, mientras la “deuda interna” vuelve a ser postergada como en los gobiernos anteriores.

Los trabajadores no podemos esperar más 

Las rebelión del pueblo mendocino contra las mineras, las movilizaciones y huelgas de Chubut, muestran que el freno de las burocracias sindicales y piquetera no va a ser suficiente. 

Las organizaciones que combatimos en las calles el ajuste de Macri también vamos a combatir el de los Fernández, por eso está en marcha un plan de lucha por nuestras reivindicaciones.

Vamos por la movilización y la acción independiente de las organizaciones obreras, por todos los reclamos urgentes y para que la crisis la paguen los que la produjeron. El Frente de Lucha Piquetero convoca a todos los trabajadores desocupados y sus organizaciones a unir nuestras fuerzas y nuestros reclamos en un plenario general abierto el próximo 4 de febrero a las 10 hs en la Plaza Congreso. 

Compartir

Comentarios