fbnoscript
6 de febrero de 2020

Neuquén: cepo al salario y las jubilaciones

La declaración del ministro de Economía acerca de que la provincia sufre un “estrés financiero que puede persistir en el tiempo” fue la antesala para marcar la pauta oficial para los salarios, ya que a renglón seguido el ministro afirmó que “es posible trabajar la variable de los salarios con otros índices o mecanismos”, dejando de lado la cláusula gatillo trimestral por IPC.

Respecto a modificar la edad jubilatoria, dijo: “Es una posibilidad, pero no para las personas que están hoy... con lo cual tenemos que pensar en un Instituto (ISSN) para adelante, que tenga realmente todas las herramientas para poder autofinanciarse”.

Pero este “estrés” no es más que la excusa para rebajar el poder adquisitivo de los salarios y para reformas antijubilatorias como las anunciadas por el administrador del ISSN (caja jubilatoria y obra social) y el propio ministro de Economía.

Las direcciones sindicales ni unifican, ni organizan

La actualización por IPC, recordemos, fue una conquista de una huelga histórica de las y los trabajadores de la educación, de más de 40 días, impulsada por una rebelión de la base, que luego fue extendida a otros sectores estatales.

Las direcciones sindicales estatales tienen los pies en el plato del gobierno nacional y estrechos lazos políticos con el MPN en las reformas curriculares en marcha (ATEN) y en la intendencia de la Capital (ATE, ATEN), en la línea general de CTERA y las CTAs con Fernández y Kicillof.

Los planteos de guerra de la patronal no reciben de la contraparte sindical una respuesta acorde.

Respecto al ataque contra las jubilaciones, no han convocado a una sola medida en común. Quintriqueo de ATE (Verde-Blanca) se limita a que no modifiquen la situación de su sector: “no creemos que nosotros, por lo menos, tengamos que sufrir una modificación en el régimen... vamos a pelear para sostener el nuestro" (Río Negro, 6/1). Ha convocado para el 21 de febrero a una asamblea provincial de ATE, donde insistirá con el planteo de modificar la ley Nº 611 (jubilatoria), lo cual abriría las puertas a la caja de Pandora.

Por su parte Guagliardo de ATEN (TEP-baradelista) como toda respuesta a la magnitud del ataque ha declarado “el alerta y movilización”, una medida clásica de las burocracia para fingir que hacen algo, cuando en realidad se mantienen deshojando la margarita.

El consejero gremial del TEP en el ISSN se manifestó a favor de “poner un tope a los montos jubilatorios”. Una medida dentro de la “solidaridad” del gobierno, es decir, aumentos fijos solo para las jubilaciones de menor monto. El 80% de salario en actividad es una conquista de la lucha, y en gran parte efectivizada realmente luego de la huelga del 2007 cuando fusilaron a Carlos Fuentealba. 

No se conocen convocatorias de los otros sindicatos estatales como judiciales, legislativos, viales, etc. Esto en un contexto en que las y los trabajadores necesitamos preparar nuestra estrategia ante los anuncios de guerra de la patronal.

•    Ninguna pérdida o modificación de las conquistas previsionales.

•    Ante el ataque del gobierno, NO a la reforma de la ley Nº 611.

•    Actualización salarial según inflación, ningún salario por debajo de la línea de pobreza.

 

Compartir

Comentarios