fbnoscript
7 de febrero de 2020

Tribuna Ambiental prepara la lucha contra la depredación capitalista del ambiente

Se realizará un plenario el próximo martes 11 a las 18hs en Mitre 2162, CABA

Tribuna Ambiental prepara, para el próximo martes, un plenario abierto con el objetivo de discutir cómo poner en pie un fuerte movimiento contra la depredación capitalista del ambiente. Venimos de editar una carta abierta a todo el movimiento ambiental, para abrir un debate con todas las organizaciones y los activistas sobre el programa y los métodos para abordar la crisis ambiental que se agrava día a día.

El gobierno de Fernández arrancó su mandato impulsando la minería contaminante. Acordó con Suárez la sanción de una Ley permitiendo el uso de cianuro y otros elementos contaminantes, reformando la ley 7722. La rebelión popular logró el retiro del proyecto, con asambleas populares y movilizaciones masivas. Esto marca el rumbo a seguir en todo el país, para defender el ambiente y las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo.

Porque los contaminadores tienen nombre y apellido: la Barrick, Monsanto, los Chevron o Shell, las petroleras que quieren explotar los negocios de Vaca Muerta y el fracking, los sojeros que desmontan miles y miles de hectáreas, están profundizando la crisis ambiental en Argentina. Y con Alberto Fernández, la promoción de estos negociados es una política de Estado, porque aspira con ellos a obtener los dólares necesarios para el pago de la deuda externa. Para ese fin, impulsó la ley de sostenibilidad de la deuda votada por todo el arco político a excepción del Frente de Izquierda.

Del otro lado, el movimiento ambiental se extiende y cobra un alcance global. Las huelgas internacionales por el cllima del año pasado tuvieron este fin. Desde Tribuna Ambiental hemos defendido el concepto de huelga internacional, que da lugar a que trabajadores y estudiantes dejen sus puestos de trabajo y estudio para manifestarse por sus reivindicaciones. En definitiva, estas no son más que la defensa de su propia vida, los recursos naturales y el planeta en general.

Todo esto reafirma la necesidad de que el movimiento de lucha por el ambiente sea independiente políticamente del Gobierno y salga a la calle a luchar por los reclamos. La cooptación emprendida por el gobierno de Alberto Fernández para con algunas organizaciones ambientales pone de manifiesto su intención de sumarlas al pacto social. Es aquí donde nuestra intervención se vuelve primordial. El planteo de Tribuna Ambiental marca un rumbo a todo el movimiento: el estado burgués jamás podrá poner en pie una defensa real del planeta, porque los intereses que defiende se chocan irreconciliablemente con esto. El fracaso de las cumbres internacionales y el adelantado retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, que este año entrará en vigencia al terminar el fallido Protocolo de Kyoto, muestra que los estados capitalistas ni siquiera son capaces de garantizar los acuerdos mínimos -e insuficientes- que se proponen en la defensa del ambiente.

En función de este planteo, discutiremos una agenda de actividades y movilizaciones, para pelear por un programa. Para terminar con los desmontes, que liquidan los bosques y condenan a millones a las inundaciones o la sequía. Para defender un desarrollo alternativo contra la minería contaminante, que destruye los ríos y condena a los pueblos a la contaminación del agua. Contra el fracking masivo, contaminante, que promueve el Gobierno. Y una salida de fondo, que implica terminar con el régimen social que condena al planeta a una catástrofe ambiental generalizada. Esta agenda comienza con la marcha por el agua, el 22 de marzo. Vamos a debatir cómo poner en pie un reagrupamiento de frente único con las organizaciones que luchan por la defensa del ambiente, para ganar masivamente las calles por este programa. También, cómo llevar a cada una de las facultades, terciarios, secundarios y los barrios los debates y reclamos en defensa del ambiente, para poner a la juventud de pie en todo el país por esta agenda.

Compartir

Comentarios