fbnoscript
13 de febrero de 2020

Cabandié recibe a Gioja y despierta el repudio de las asambleas ambientales

Este martes, el ministro de ambiente Juan Cabandié se reunió con la Comisión Ambiental (sic) del Partido Justicialista, encabezada por el ex gobernador sanjuanino, José Luis Gioja. Este encuentro con uno de los más connotados defensores y lobistas de la megaminería contaminante despertó un fuerte rechazo de la Asamblea Jáchal no se Toca, que lleva más de mil días de acampe en la plaza de esa localidad para visibilizar la lucha contra las compañías que destruyen los suelos y ríos de la región.

La asamblea emitió un duro comunicado en que señala que “repudiamos que hayas recibido a quien es para nosotros uno de los garantes de la aplicación de esa política [extractivista] nefasta”.

“Tenemos nuestro río contaminado con mercurio y otros metales producto de la megaminería. Gioja nos llamó ‘pueblo sacrificable’, somos 23 mil habitantes y él se mofa de que cuando cumpla 100 años vendrá a vivir a Jáchal, sabiendo que día a día se produce un deterioro paulatino de la salud de la población y sus condiciones de vida. La Barrick Gold se complotó con él para contaminarnos”, le explicó a Prensa Obrera Carolina Caliva, integrante de la asamblea.

Jáchal no se Toca nació a comienzos de 2015, oponiéndose a la explotación de uranio en la zona. Ese mismo año, en septiembre, se produjo el primer derrame de un millón de litros de solución cianurada y con él la resolución de sus habitantes de acampar en la plaza. Gioja gobernaba la provincia y salió a defender a la Barrick (“fue un accidente de trabajo, como le puede pasar a cualquier empresa que trabaja”, subestimó). Junto a su ministro de minería, Alberto Hensel (ahora a cargo del área a nivel nacional), patrocinaron un modelo que a fuerza de desconocer la voluntad de los pueblos y comprar voluntades impone una depredación ambiental.

Reflexionando sobre la reunión entre Cabandié y Gioja, Caliva explica que “este encuentro nos dice mucho más, nos está planteando el posicionamiento de la continuidad de una política extractivista. Acá no hay grieta, hay continuidad de una misma perspectiva”. La asamblea de Jáchal recuerda, en su texto de rechazo al actual ministro de ambiente, que hace cuatro años se encontraban repudiando la reducción a las retenciones a la minería por parte del macrismo.

La defensa del medio ambiente es incompatible con una política que busca cortejar a los grandes grupos petroleros y mineros.

El camino lo marcan los pueblos de Mendoza y Chubut, que han salido a las calles para rechazar el intento de anular las leyes que prohíben la megaminería contaminante. Una política que se vende con el verso del desarrollo de esas localidades.

Jáchal es la más tajante refutación de ese discurso. “Pleno empleo, desarrollo sustentable, jamás lo hubo. Vivimos en un estado de pobreza”, sentencia Caliva.

Compartir

Comentarios