fbnoscript
9 de marzo de 2020

Río Negro: la gobernadora Arabela Carreras y su programa de ajuste

Abrió las sesiones legislativa con un discurso a la medida los empresarios y bonistas.

La gobernadora Arabela Carreras (Juntos Somos Río Negro) expuso en la apertura de sesiones de la legislatura provincial un discurso donde presentó su "programa" de gobierno enmarcado y condicionado por el "escenario de incertidumbre social, político y económico internacional". La gobernadora ya firmó con el gobierno nacional de Alberto Fernández -como Weretilneck lo supo hacer con Cambiemos- poner todos sus esfuerzos en garantizar el pago de la deuda externa.

Las palabras de la gobernadora no se desalinearon de las dadas por Alberto Fernández, puesto que en el pacto social las gobernaciones son una pata clave, las cuales en la mayoría de los casos se encuentran quebradas. Acompañar la renegociación de la deuda, con el propósito de rescatar la deuda provincial aplicando un mayor ajuste, es el verdadero programa de Carreras. Río Negro cerró el 2019 con un déficit de más de $33.000 millones y se acercan vencimientos del endeudamiento en dólares del Plan Castello.

Ajuste, endeudamiento y extractivismo

La gobernadora dejó varias definiciones que esclarecen su política. Arabela se pronunció sobre el futuro señalando que "es a donde debemos mirar", y no al pasado, abriendo un manto de impunidad respecto a los casos de sospecha de corrupción de propios y ajenos. Los "7 ejes transversales" del programa defendido por la gobernadora, que en realidad es el ajuste que refleja el presupuesto recesivo provincial firmado por oficialistas y "opositores", son un intento de abrir la provincia a uno de los modelos de producción capitalista de saqueos de recursos financieros y naturales. El fracking y la megamineria, con eje en Vaca Muerta, fue vendido como el modelo a seguir para la provincia, con la Barrick Gold como ejemplo.

El endeudamiento provincial ha ido a parar a la fuga de capitales y no al reabrir las fábricas ni a las obra públicas comprometidas. En Río Negro siguen cerrando las fábricas como Interlagos y La Campagnola. Cuando la gobernadora hablaba ante la Legislatura se desarrollaban protestas por la salud pública en Catriel;  y un piquete de trabajadores y trabajadoras de la construcción, reclamando sobre la ruta nacional 22 a la altura de Chichinales.

La gobernadora evitó mencionar la desocupación y la precarización laboral creciente en la provincia; la pérdida de puestos de trabajo debido al cierre de fábricas; la pérdida del poder adquisitivo del salario, que en promedio ronda los $18.000; el crecimiento de la inseguridad y los femicidios. Cuando le tocó hablar sobre la pobreza manifestó "La desnutrición no tiene que ver con la pobreza, si no con la desinformación”, toda una declaración negacionista.

En la provincia, para enfrentar al capital y sus políticas saqueadoras, es necesario organizarse y defender la independencia política de la clase obrera ocupada y desocupada, de los sectores populares y piqueteros, y luchar por seguir construyendo una alternativa propia de los trabajadores.

Organicemos una salida propia

Nuestro programa contra la pobreza es inseparable del aumento de salarios y jubilaciones acorde a la canasta familiar, con cláusula gatillo y paritarias libres, y de un programa integral para terminar con la desocupación y el trabajo precario y en negro. Es en las calles donde debemos enfrentar esta nueva etapa de explotación contra las masas, y de saqueo y contaminación del medio ambiente. Organicémonos para ello.

En esta nota:

Compartir

Comentarios