fbnoscript
10 de marzo de 2020

Evo Morales en Mendoza

Por Corresponsal
Comité provincial de Mendoza

Evo Morales estuvo haciendo campaña en la provincia de Mendoza con motivo de las elecciones previstas para el próximo 3 de mayo. 

Para esta ocasión el comité regional del Partido Obrero en el FIT hizo pública una declaración que fue repartida por miles en las distintas actividades convocadas por el presidente depuesto por el golpe fachista en Bolivia.

Transcribimos la declaración que repartió el Partido Obrero:

Abajo el golpe derechista

No a la proscripción de Evo y al fraude

No a la entrega y la represión

El gobierno golpista de Áñez no tiene nada de “transicional”. No vino para organizar un proceso electoral elementalmente democrático. Está llevando adelante un plan de entrega y ajuste: ataques privatizadores a la empresas estatales (Entel, BOA, etc.); libertad a la oligarquía agraria para seguir extendiendo la deforestación y el cultivo de soja; habilitación del “fracking” petrolero, etc. Esto de la mano del alineamiento proimperialista y guerrerista con Bolsonaro, Trump y Netanyahu. No se puede ocultar que buscan consolidar un golpe de Estado derechista y proimperialista en Bolivia. Este es el trabajo que está impulsando Jeanine Áñez con el respaldo de la derecha y las fuerzas armadas.

Al mismo tiempo están organizando una elección fraudulenta. Han proscripto la candidatura a senador de Evo Morales y otros candidatos del MAS. La inhabilitación a Evo Morales con el ridículo argumento de que no reside en Bolivia es justamente ridícula: no reside en Bolivia porque fue obligado al exilio por los golpistas, los cuales no le permiten su regreso.

Esta proscripción es la punta de lanza de un proceso electoral fraudulento, pues los golpistas tienen el control de todo el proceso, la potestad de inhabilitar candidatos, decidir la forma de distribución de mesas y padrones, designación de autoridades y el control sobre el escrutinio y los resultados. Uno de los principales candidatos derechistas –Mesa- ha salido a denunciar públicamente que el gobierno de Áñez está preparando un fraude. Los que dieron el golpe con la bandera de la lucha contra el fraude están preparando ahora un fraude institucional. Incluso se habla de que se prepararía un nuevo golpe, dentro del golpe, para anular elecciones que le dieran un triunfo al MAS, que va primero en las encuestas (acaba de ser destituido el comandante en jefe del Ejército, acusado de tener contactos con Evo).

En Mendoza, los golpistas tomaron control del Consulado y están bloqueando el empadronamiento para poder votar en las próximas elecciones. Son conscientes de que las grandes movilizaciones de nuestra provincia pueden traducirse en una votación plebiscitaria contra el golpismo.

Los golpistas se envalentonan si no resistimos

No alcanza con apelar a los tribunales contra la proscripción de Evo Morales, se trata de un acto simbólico, sin futuro. No se puede dejar pasar que preparan un fraude escandaloso para evitar que triunfe el MAS y consolidar el golpe. En este sentido “tragarse los sapos” y provocaciones de la derecha en vistas a un triunfo electoral es como mínimo inocente.

La proscripción de Evo no es el final de la política de regimentación de los golpistas, lo que buscan en consolidar una salida golpista a la crisis boliviana. Ceder frente a estos ataques no apacigua, sino que envalentona a la derecha. Al mismo tiempo hay centenares de presos y procesados, asfixia a los medios de prensa independientes u opositores, etc.

Es urgente enfrentar el golpismo con la movilización y acción directa para garantizar que los presos políticos sean liberados, la libertad de expresión, derrotar todas las proscripciones, empezando por la de Evo Morales, y se pueda ejercer plenamente el derecho democrático a presentarse a elecciones. Tomar todas las medidas necesarias, con la movilización popular, para impedir el fraude. No serán los observadores de la OEA los que garantizaran la lucha contra el fraude y la proscripción. Hemos disentido cuando Evo llamo a que la OEA dictaminara si las elecciones de octubre pasado fueron con fraude. Dijimos que esto abría el camino a la capitulación y al golpismo. Solo el pueblo trabajador, movilizado, podrá derrotar al golpe y sus maniobras fraudulentas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios