fbnoscript
12 de marzo de 2020 | #1584

Nuevos paros docentes en ocho provincias

En la segunda semana del ciclo lectivo, en Entre Ríos y Misiones  los docentes están parando 72 horas, en tanto que en Santa Fe y Neuquén  los paros son de 48 horas.

En Tucumán, el paro de 24 horas del miércoles 11 de marzo fue masivo y volvió a llenarse la Plaza Independencia. Fue llamado por los autoconvocados,  ante la desautorización de la dirección de ATE del paro convocado por la rama de Educación de ese gremio hace apenas dos días. Los dirigentes de ATE-Educación renunciaron a ATE por ese apriete, a cuya dirección calificaron de “traidora”, llamaron a los trabajadores a mantener la medida y a retirarse de ATE Tucumán. 

También en Santa Cruz los docentes pararon 24 horas el lunes 9. Pero Atech (docentes de Chubut) para toda la segunda semana y en Salta -en esta resuelto por masivas asambleas autoconvocadas-, la huelga es  por tiempo indeterminado. 

El lunes 9, en muchas jurisdicciones del país -Buenos Aires, Córdoba  y Ciudad de Buenos Aires, entre ellas-, la docencia se sumó en forma masiva al paro internacional de mujeres, a pesar del boicot de Ctera, que adhirió, pero bajo el mecanismo de que cada entidad de base provincial resolviera la modalidad. 

La lucha docente, aún atomizada por Ctera, continúa. Adopta formas de rebelión de bases en Salta y Tucumán, rechaza los despidos persecutorios en Santa Cruz, se extiende a todos los estatales en Chubut, es contundente en toda Santa Fe, levanta los objetivos en Neuquén y se apoyó en el paro de la mujer en Córdoba para desbordar a la UEPC.

La ofensiva gubernamental no logró sus objetivos 

Los gobernadores intentaron responder con una ofensiva, pero no han logrado doblegar a los trabajadores. La promesa de Alberto, Nicolás Trotta y la burocracia de Alesso y Baradel de que las paritarias a la baja serían un paseo se ha transformado en una piedra en el zapato que amenaza prolongarse y aún agravarse durante todo el año.

A la cabeza de la ofensiva está la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, que intentó imponer la conciliación obligatoria al sindicato Adosac,  sin éxito, para evitar el paro de 48 horas de la semana pasada, y despidió a todos los docentes que tomaron cargos y luego adhirieron a la huelga. Se trata de un ataque ilegal, inconstitucional, de carácter más que extraordinario, pero que al mismo tiempo desnuda a un gobierno que está quemando todas sus naves. A pesar de esta escalada, el 9 de marzo el paro de Adosac creció respecto de la semana anterior. 

En Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet provocó a los docentes  de Agmer diciéndoles que recién volverían a llamarlos en abril, y reconsideraría su ofrecimiento en función de la recaudación fiscal y de la situación productiva de la provincia. El martes hubo asambleas departamentales y el miércoles un congreso de Agmer que votó 48hs de paro para la semana que viene y luego un nuevo congreso. 
En Chubut, a los docentes se le sumaron ahora el resto de los estatales en lucha por el no pago de sus salarios.  El gobernador Mariano Arcioni necesita ir todavía más a fondo, pero la reacción de los trabajadores no cesa, y el chubutazo marca la tendencia para el resto de las provincias.

En Misiones, el paro autoconvocado  alcanzó el 60 por ciento de la provincia; el gobierno sigue sin recibirlos, pero debió renunciar el presidente del Consejo Escolar de la provincia, impotente para frenar el conflicto.

En Salta, sucede algo similar. El cerco de los gremios adictos al gobernador ha sido quebrado. El gobierno quiere desconocer a los autoconvocados, los que le respondieron renovando otra semana de paro.

El gobierno de Neuquén hace silencio. Busca el desgaste, pero las asambleas de Aten de esta semana renovarán los paros. En Amsafe, la Celeste no logra hacer pasar los ofrecimientos del gobernador Omar Perotti. Una asamblea provincial deberá dar continuidad a la lucha.

Mientras, provincias que no pararon comienzan a rebelarse. En Córdoba el paro internacional de la mujer del 9 fue altísimo, la docencia rechazó masivamente el ofrecimiento salarial. Este jueves, ante la pasividad de la UEPC, está convocada una marcha autoconvocada que puede ser masiva. En Buenos Aires, Suteba sigue avalando el acuerdo de pobreza con Axel Kicillof en soledad, porque la FEB y Udocba, los otros sindicatos fuertes del Frente de Unidad Docente Bonaerense dicen que es inaceptable. Ante el estado insostenible de la infraestructura de las escuelas, muchos de los establecimientos bonaerenses no comenzaron las clases.

Unifiquemos la lucha en todo el país

Está planteado darle unidad y centralidad a la lucha docente. La defensa de Adosac contra el ataque de Alicia Kirchner es uno de los principales objetivos. En varias provincias, la tenacidad de las acciones puede quebrar a las administraciones provinciales, lo que será un fortalecimiento de todos los reclamos del país. A la burocracia sindical de Ctera, integrada completamente al gobierno de los Fernández, le reclamamos plenarios y congresos de delegados mandatados, que tomen en sus manos lo que la Ctera bloquea.

Se realizará seguramente una reunión de la oposición nacional. En ella se debatirá un curso de acción conjunta, que asuma la defensa de los sindicatos y autoconvocatorias frente a los ataques de los gobernadores. Tribuna Docente propondrá una gran marcha nacional por paritarias libres, salario básico unificado nacional de 40.000 pesos y la defensa de la escuela pública.

Allá vamos.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios