fbnoscript
12 de marzo de 2020

Trabajadores del INTI expulsan a espía de su asamblea

Con una acción contundente y pacífica lograron que las autoridades policiales identificaran al agente y reconocieran los hechos.

Al momento que los trabajadores del INTI intentaban realizar una asamblea en su lugar de trabajo fueron sorprendidos por la presencia de un efectivo de las fuerzas de seguridad del Estado, sin identificación policial y vestido de civil, cuyo propósito era auditar la asamblea, tomar fotografías e informar a sus superiores.

Ante estas circunstancias, los trabajadores rechazaron su presencia, exigiéndole que se identifique y denunciando la intromisión del Estado y su aparato represivo en los asuntos sindicales. Al mismo tiempo convocaron al resto de sus compañeros a rodear a este elemento, ajeno al establecimiento, para que se retire del lugar.

Se trata de un hecho grave de espionaje ilegal por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, que tiene lugar a pocos días de un nuevo aniversario del 24 de marzo y frente a las indicaciones del gobierno nacional de “dar vuelta la página”.

La acción rápida de los trabajadores, quienes rodearon pacíficamente al agente infiltrado para lograr su identificación, logró que las autoridades policiales, en cabeza del Comisario Inspector Rodolfo Carlos Barral reconocieran al individuo en cuestión.  Se trata del Subcomisario José Manuel Bravo perteneciente a la Delegación San Martín, quien ingresó al INTI sin identificarse.

El acta que se firmó con las autoridades policiales y del INTI, y los trabajadores, deja constancia de las actividades del Subcomisario Bravo, y alerta sobre las medidas que pueda llegar a tomar la Asamblea General de trabajadores y trabajadoras del INTI.

Por su parte, las autoridades del INTI han salido a deslindarse de la presencia de este elemento hostil a los trabajadores. Sin embargo, no pueden explicar cómo es que el mismo ingresó al establecimiento sin acrediytar su identidad ni las razones de su estadía.

En tiempos donde Alberto Fernández se jacta de restringir las tareas de los servicios de inteligencia, apartándolos de su vínculo oficial con la justicia, se siguen empleando estos métodos de espionaje contra la organización independiente de los trabajadores. El rol represivo del Estado y su espionaje sobre las organizaciones obreras y populares continua intacto.

El operativo de espionaje no fue un acto aislado de un agente que se extralimitó en sus funciones, sino que partió de una orden directa del Estado, entre cuyos firmantes se encuentra el Comisario Inspector Fernando Héctor Villegas. Se trata del mismo sujeto que fue identificado en la represión a las Madres de Plaza de Mayo en 2001, al cuales e le abrió un expediente por el delito de vejación, en oportunidad de golpear a mujeres que se manifestaban pacíficamente.

Desde el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia extendieron su solidaridad con los trabajadores del INTI, ante la infiltración de su asamblea, rechazando el espionaje a las organizaciones de les trabajadores.

Los trabajadores denuncian un operativo de larga data de inteligencia sobre las asambleas de trabajadores y particularmente sobre la Agrupación Naranja y la Junta Interna del INTI.

Repudiamos la infiltración de las organizaciones obreras y populares por parte del Estado y sus agentes, y apoyamos todas las medidas que los trabajadores y las trabajadoras resuelvan respecto a este grave caso de espionaje. Se debe llegar al fondo de las razones de este accionar contra los trabajadores e identificar a quienes ordenaron esta política antiobrera.

Compartir

Comentarios