fbnoscript
12 de marzo de 2020

Docentes de Mendoza: el 16M todas y todos a las calles

Rechacemos la miseria salarial. Vamos por un paro provincial

En la reunión paritaria del 12/3, el gobierno presentó una propuesta que es una miseria. Frente a la inflación creciente que cerró el año en un 54%, ofrecen un monto fijo de 3 mil pesos en dos cuotas, una en abril de 2 mil y otra de mil pesos en mayo. El monto es total, no al básico, y no es bonificable. Además desconoce antigüedad, y la cantidad de cargos ya que es solo por agente. Por último, este monto solo alcanzará a los que cobran hasta 40 mil pesos en bruto, dejando sin aumento salarial al 60% de los docentes y al 10% de los celadores. Cuando la canasta básica hoy supera los $40 mil esto es una burla total.

Mientras tanto, siguen el incumplimiento de la equiparación en el pago de los suplentes, las malas liquidaciones constantes, y  aún no hay fecha para el pago de la ayuda de útiles y ropa de celadores, completando un cuadro de ajuste del gobierno.

A menos de un mes de comenzado el ciclo lectivo ya se evidenció que las escuelas no están aptas para la cursada. La falta de ventiladores, problemas de luz, agua, techos rotos, y la lista podría ser interminable, se repiten a lo largo de toda la provincia. Mientras mandan recomendaciones de higiene por el coronavirus, el fondo fijo que envían a las escuelas alcanza para solo comprar lavandina para solo 1 semana del mes, y las escuelas funcionan con baños insuficientes y precarios. Es el Estado el que pone en riesgo a la población escolar por no tener edificios en condiciones, y no mandar los elementos de higiene y desinfección necesarios.

Para el inicio de clases tuvimos al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dando su respaldo al gobierno de Rodolfo Suárez (UCR-Cambiemos) y José Thomas (director de Escuelas provincial), avalando la continuidad del ítem aula (una especie de presentismo), y acordando la propuesta salarial miserable, mostrando que Cambiemos y el peronismo acuerdan en esta política para la educación pública.

Los y las trabajadores de la educación tenemos que salir a gritar bien fuerte ¡BASTA! Porque no podemos seguir siendo la variante de ajuste, o los “solidarios”, como lo plantea Alberto Fernández, mientras priorizan el pago de una deuda usuraria. Deudas que solo sirvieron para rescatar a grandes empresarios, porque no vimos nada en las escuelas, ni en nuestros salarios.

El 16M habrá una movilizadión de docentes y estatales. Hay que salir masivamente desde las escuelas a movilizarnos y dejar bien claro el rechazo al ajuste que quieren implementar en las escuelas y en nuestros bolsillos. Por eso resulta fundamental la construcción de la unidad con todos los estatales en un plenario de delegados de base con mandato, con asambleas previas, para favorecer la deliberación y construcción de un plan de lucha desde abajo. No podemos confiar en los acuerdos de cúpulas que le firmaron y avalaron todo al ex gobernador Alfredo Cornejo, como Roberto Macho de ATE o el gremio de judiciales.

Vamos por un 25% de recomposición salarial y una cláusula de actualización mensual para no perder con la inflación, y llegar a un salario inicial igual a la canasta básica. Vamos por la eliminación del ítem aula y por mejores condiciones en las escuelas.

Vamos por un gran paro provincial, por nuestro salario y todos nuestros reclamos. Los trabajadores en unidad podemos ganar.

En esta nota:

Compartir

Comentarios