fbnoscript
13 de marzo de 2020

Reclamo para poner en pie una casa refugio en Oberá

El día 9 de marzo, en el contexto del paro internacional de mujeres, un grupo de vecinas y vecinos organizados en el Polo Obrero, compañeras del Plenario de Trabajadoras y activistas hicieron entrega en el Concejo Deliberante de un petitorio por la implementación de una casa refugio destinado a víctimas de violencia de género para el municipio de Oberá, la cual se viene anunciando desde septiembre del año pasado pero de la cual todavía no hay noticias mientras se suman los casos donde las víctimas recurren a los medios de comunicación locales como grito de auxilio ante la lentitud o ausencia de los procedimientos judiciales.

En el 2016 se aprobó en la cámara legislativa provincial un Sistema Provincial de Casas-Refugio para Víctimas de Violencia Familiar junto con un Fondo Especial “Casas-Refugio” -que se creó en el marco de dicha ley, que contaba en ese año supuestamente con el monto de 18 millones de pesos-; sistema que va a paso de tortuga; pasaron cuatro años y recién hay en funcionamiento real dos casas refugio, una en Posadas y otra en Eldorado (abierta a fines del 2017), luego de que organizaciones barriales y de mujeres presionaran al municipio eldoradense a partir del asesinato estremecedor de Paulina Portillo.

La misma titular de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad y Violencia, encargada de la Línea 137 declara a los medios que “el equipo de la Casa Refugio es mucho más importante que el tema edilicio”, sin embargo los profesionales que trabajan en las áreas de atención a víctimas no están exentos de la precarización laboral ni de los vaivenes de las camarillas políticas en los recambios pos elecciones, como denunció recientemente la coordinadora de la casa refugio en Eldorado, la cual no contaría con los recursos humanos y materiales necesarios para contener a las personas afectadas.

Las experiencias de casas refugio en el país deben ser tomadas en cuenta para que las organizaciones de mujeres monitoreen la administración de los recursos que deberían ponerse a disposición de estas casas y se garantice el plantel estable e interdisciplinario de profesionales. 

Compartir

Comentarios