fbnoscript
13 de marzo de 2020

Almirante Brown: los femicidios no se detienen

Este jueves 12 por la mañana se dio a conocer un nuevo femicidio. Esta vez en Almirante Brown, más precisamente en el complejo habitacional Don Orione.

Eugenia Pamela Roca fue asesinada delante de su hija de tan solo 8 años. Su femicida, expareja de Eugenia, luego de asesinarla se dio a la fuga con la hija menor de ambos. Siendo la hija de la víctima quien dio aviso que su madre había sido atacada y reconoció al femicida.

Cabe mencionar que en la manzana en la cual vivía la víctima había dos móviles policiales pero fueron los vecinos quienes auxiliaron a Eugenia y a su hija.

Este nuevo femicidio no es un caso aislado, se suma una lista de más de 70 víctimas a lo largo del país. En la mayoría de estos casos esos femicidas son parejas o exparejas de las víctimas y ya tenían denuncias previas. Como es el reciente caso de Fátima Acevedo, una joven madre de Entre Ríos que había realizado incontables denuncias que no eran tomadas en cuenta. Este caso es un claro ejemplo de la responsabilidad del Estado ante las denuncias. Fátima dejo en claro que en el momento que ella muriese en manos de su femicida, recién ahí, la justicia iba a escuchar sus denuncias.

En Almirante Brown no contamos con ningún lugar donde las víctimas de violencia puedan recurrir en caso. No hay lugares de contención ni mucho menos de albergue para las mujeres y en caso de tener, sus hijos.

El mismo 8 de Marzo un refugio de mujeres víctimas de violencia de género de Burzaco fue atacado por un abusador.

En Brown, como en la mayoría de los distritos, no se destinan fondos para la problemática que atravesamos las mujeres.

El Frente de Todos es quien gobierna nuestro municipio,y María Rosa Martínez, quien se declara feminista y fue durante varios años concejal por el distrito, hoy es legisladora bonaerense. Esto no quiere decir que se ocupe de los problemas que acarrea el distrito en cuanto a quienes sufren violencia familiar y/o estatal.

Sabemos que no contamos con casas refugio, tampoco contamos con anticonceptivos, algo tan necesario como eso y que es uno de los reclamos del movimiento de mujeres. A la hora de dirigirnos a realizar una denuncia no somos contenidas y en la mayoría de los casos nuestros reclamos son desoídos.

Las mujeres debemos organizarnos ante esta desidia premeditada y exigirle al Estado (municipal, provincial y nacional) la puesta en pie de casas refugios que estén bajo nuestro propio control, que cuenten con  equipos interdisciplinarios, abogados, trabajadores sociales, psicólogos y plantel estable de trabajadores que den respuesta integral, orientación, capacitación y acompañamiento legal para las víctimas de violencia y a sus hijos/as o personas a cargo; y un soporte económico para los casos que no cuenten con ingresos regulares o estos sean insuficientes.

¡Justicia por Eugenia y por todas las víctimas!

Compartir

Comentarios