fbnoscript
18 de marzo de 2020

Los telefónicos ante la pandemia y la crisis del sistema de salud

Garanticemos la seguridad y la salud de los trabajadores.
Por Corresponsal
Agrupación Clasista Naranja Telefónica

Los trabajadores de las telecomunicaciones debemos organizarnos para enfrentar una pandemia que se combina con otras enfermedades, como el dengue, y una crisis económica que ha puesto en jaque a la mayoría de los Estados, dejando expuesto en nuestro país el deterioro del sistema de salud pública. Ante estas circunstancias, las patronales buscan seguir sacando su tajada a costa de la exposición y el deterioro de nuestra salud.

El gobierno viene tomando algunas medidas que no alcanzan para prevenir la propagación de la pandemia y las empresas en muchos casos están desconociendo, incluso, las recomendaciones del Ministerio de Salud, las cuales llamamos a garantizar en todos los edificios y lugares de trabajo. El hacinamiento que sufren los trabajadores al ir y volver de sus trabajos es un fiel reflejo de esto y un caldo de cultivo para el virus.

Primero los trabajadores, después los negocios

El 16 de marzo se publicó un comunicado de la Mesa de Unidad Sindical (MUS), que establece el “no ingreso al domicilio del cliente” de los técnicos de plantel externo, explicando que “habían detectado fallas en cuanto a la seguridad de los trabajadores que deben ingresar al domicilio”. A última hora, Satsaid (sindicato de televisión y servicios audiovisuales) también difundió un comunicado informando lo mismo, pero aclarando que resuelven esto hasta tanto se acuerde un “protocolo de ingreso al domicilio” con las empresas. El texto de la MUS por el momento no dice nada de las oficinas comerciales que continúan abiertas, con medidas mínimas e insuficientes que implican el ingreso indiscriminado de la población. Telefónica en muchos casos se ha resistido al cumplimiento las disposiciones del Ministerio de Salud y continúa sin proveer y retacea los insumos básicos de higiene y prevención.

El único protocolo seguro es el cierre de las comerciales

El CEO de Telecom-Cablevisión anuncio, en comunicaciones en línea, que presentaron una propuesta de protocolo a las organizaciones gremiales para el ingreso al domicilio, que consistiría en que el cliente firme una declaración jurada donde asegura no estar en cuarentena ni tener síntomas, un rociador con alcohol para “desinfectar” el ambiente y no compartir la habitación donde se realice el trabajo con el cliente. Alertamos al conjunto de los trabajadores sobre el riesgo que implica el protocolo propuesto por Telecom y llamamos a rechazarlo en todas las oficinas.

Es necesario organizar la exigencia de que se cierren las oficinas comerciales, la desinfección diaria de todos los ambientes compartidos del plantel interno, el no ingreso definitivo a los clientes y que se garanticen todas las licencias correspondientes. Rechacemos cualquier política de las jefaturas de dar vacaciones, francos adelantados o compensatorios, por ejemplo en caso de padres o madres que deben quedar al cuidando de los hijos en edad escolar.

Para garantizar las medidas de prevención y salubridad es necesario que el Estado asigne los recursos presupuestarios de manera urgente. Para proveer los medicamentos, los insumos, la vacunación preventiva de las cepas gripales existentes a toda la población de riesgo y la realización de las investigaciones necesarias. Los trabajadores de la salud denuncian faltantes de insumos básicos en los hospitales y de elementos de prevención.

Entre otros puntos planteamos:

1. Rechazó a cualquier protocolo de ingreso al domicilio de los abonados. Cierre preventivo de las oficinas comerciales y de atención al público.

2. Desinfección permanente y provisión de todos los implementos necesarios de prevención en los ambientes compartidos del personal que mantiene funciones.

3. No al adelanto de vacaciones o cualquier otro método de licenciamiento a costa del trabajador. Prohibición de cualquier descuento salarial mientras duren las condiciones excepcionales de la pandemia. Cumplimiento de todas las licencias con goce de sueldo a los trabajadores en grupo de riesgo, con hijos en edad escolar, embarazadas y su extensión a los compañeros/as que tengan familiares a cargo en grupos de riesgo.

4. Cumplimiento de las licencias pagas a los compañeros/as fuera de convenio y tercerizados, incluyendo al personal de seguridad y de limpieza. Prohibición de despidos y suspensiones. Reconocimiento, protección y pase bajo convenio telefónico de los tercerizados y “fuera de convenio” ante la simple denuncia del trabajador.

5. Las telecomunicaciones deben garantizarse tomando todos los recaudos de seguridad y salud de todos los trabajadores, brindando datos y servicios gratuitos o a bajo costo a toda la población trabajadora durante el tiempo que dure la pandemia.

6. No al pago de la deuda externa, que consume el ahorro nacional, para destinar esos recursos a una partida presupuestaria de emergencia para la compra de los insumos indispensables para tratar el virus y otras enfermedades (dengue, sarampión) y el aumento de las camas de internación en aislamiento y/o terapia intensiva que fueran necesarias. Centralización del sistema de salud público, privado y de las obras sociales bajo control de los trabajadores de la salud para la atención de la población en general, sin restricción de cobertura.

La única manera de quebrar los intereses que ponen en riesgo la salud y la vida de la población es haciendo valer los intereses y la organización de los trabajadores.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios