fbnoscript
18 de marzo de 2020

La docencia de Ensenada se organiza frente a la pandemia

Por Corresponsal

El accionar de Suteba Ensenada fue fundamental para garantizar que las guardias mínimas se concreten con los y las docentes que no entran en las licencias extraordinarias, que alcanzan a los grupos de riesgo y a quienes tienen hijos o familiares a cargo. Fue la organización sindical y la solidaridad de la docencia la que impuso el criterio de que trabaje una cantidad mínima de personal y con un tiempo mínimo de permanencia en las escuelas. Eso siempre que existan propósitos específicos, consensuados para evitar la circulación y concentración de personas asegurando la prestación del Servicio Alimentario Escolar (SAE).

En cada escuela fue organizándose la intervención del sindicato, y mediante los delegados se establecieron las guardias mínimas rotativas, contra todo tipo de presiones de parte de las autoridades y el gobierno. Este trabajo comenzó la semana pasada, pero tomó mayor impulso a partir del domingo con el anuncio oficial de suspensión de clases aunque manteniendo a los trabajadores de la educación en las escuelas cumpliendo horario, lo que provocó la lógica indignación de docentes y auxiliares. Las declaraciones de Alberto Fernández y del ministro Nicolás Trotta fueron un claro intento de regimentación, para evitar que el ejemplo de los docentes (reclamo de suspensión de actividad ante la pandemia) progresara entre otros trabajadores públicos y privados.

Ni bien se realizó el lamentable anuncio del gobierno, Suteba Ensenada llamó a no asistir a las escuelas en defensa de la salud de los docentes y de toda la comunidad educativa, lo que se hizo sentir en la mayoría de los establecimientos escolares del distrito. El martes, continuando con el reclamo, nos reunimos con el Consejo Escolar, los concejales y representantes de los gremios de auxiliares para reiterar que no había condiciones sanitarias garantizadas para concurrir, y que correspondía extender a docentes y auxiliares la no asistencia, con mínima presencia para asegurar la provisión de la comida. Reiteramos también la necesidad de reforzar el SAE, y que se informe qué productos contendrán los bolsones y cuándo comenzarán a repartirse.

Ese mismo día se conoció el comunicado del FUDB anunciando un acuerdo con el gobierno de la provincia de Buenos Aires, que de todas maneras todavía no tiene la firma de la Gobernación. Recién el miércoles se difundió el comunicado oficial de licencias extraordinarias para grupos de riesgo y con hijos o familiares a cargo (con todo tipo de complicaciones para su carga) pero no hay resolución escrita de la provincia o la Dirección General de Cultura y Educación sobre las guardias mínimas.

La docencia hizo punta, y con mucha fuerza. Kicillof y su ministra Agustina Vila han tenido que dar marcha atrás frente a la intervención popular que respondió a las pretensiones de “concurrir normalmente a las escuelas”. Tribuna Docente está en la primera línea de la organización y la solidaridad efectiva. Ahora tenemos por delante asegurar la llegada de la comida del SAE y que los bolsones contengan todos los productos necesarios para la dieta de los alumnos, unido al reclamo para que el Estado provea los elementos de higiene y realice las obras que corresponden. 

 

Compartir

Comentarios