fbnoscript
18 de marzo de 2020

Los diputados del FIT rechazan los $25 millones distribuidos por Massa 

Romina Del Plá señaló que hay que aumentar el presupuesto de Salud y no dar subsidios a los diputados.

Los diputados del FIT,  Romina Del Plá y Nicolás del Caño, mediante una nota dirigida a Sergio Massa  plantearon su rechazo al otorgamiento a cada diputado de $100 mil pesos para que estos realicen un manejo discrecional de ese dinero, entregado por la presidencia de la Cámara con el argumento de que los legisladores se encarguen de distribuirlo en “las zonas más vulnerables del territorio nacional y/o (para) asistir a grupos de riesgo o entidades de la sociedad civil que trabajen con personas afectadas por la pandemia".

En cada una de las provincias de las cuales provienen los diputados existen sendos ministerios de Salud y hospitales dependientes de ellos, que cuentan con más que magros presupuestos para cubrir las necesidades del cuidado de la salud de la población y que ahora deben enfrentar un cuadro que se irá agravando con la creciente presencia de la pandemia en el país. 

Por eso, los diputados del FIT plantearon que en lugar de entregar más de $25 millones a los diputados  “de manera extraordinaria y por única vez” como dice la disposición suscripta por Massa, para que ellos, sin el menor conocimiento sanitario “distribuyan” ese dinero a su criterio, con el riesgo adicional de que el mismo sea repartido con un criterio clientelístico, “se destine un presupuesto extraordinario para el Ministerio de Salud, que quede bajo control de los trabajadores y profesionales de la salud”. Y que esto se haga extensivo a todas las provincias del país.

En la nota los diputados sostienen que de no adoptarse ese criterio los fondos que le corresponderían a ambos legisladores ($ 200.000) sean repartidos en un 50% para el Hospital Posadas y el otro 50% para el Hospital de Clínicas.

A la pandemia se la combate con una centralización de todo el sistema sanitario, con la puesta bajo la órbita estatal de todo el sistema privado y de las obras sociales. Esto con la necesaria provisión de todos los elementos tecnicos y tecnológicos y de los productos necesarios de limpieza, desinfección y cuidado de la salud de los trabajadores y profesionales. 

Esto supone una duplicación del presupuesto destinado a la salud y no sucedáneos intrascendentes e irresponsables como el otorgamiento de subsidios para que repartan los diputados.  

 

 

Compartir

Comentarios