fbnoscript
19 de marzo de 2020

Levantan una mesa de examen en Rosario con el uso de la policía

El hecho se produce tras indicaciones contrapuestas del propio Estado. Exigimos que se respete la cuarentena para el personal docente.

La contradicción de la medida consistente en suspender las clases pero “con las escuelas abiertas”, es decir, obligando a lxs trabajadores de la educación a asistir a los lugares de trabajo, saltó en el día de ayer de la peor manera en la ciudad de Rosario: la policía desalojó a docentes y estudiantes del profesorado del Normal 1 que se encontraban evaluando y rindiendo en una mesa de examen, respectivamente, en cumplimiento de las directivas impartidas desde el Ministerio de Educación de la provincia.

Desde la docencia combativa impulsamos la suspensión de clases desde que conocimos la magnitud de la crisis sanitaria que tenemos por delante, algo que fue ratificado con posterioridad por el gobierno nacional, gracias a esta presión. Pero esta medida no basta. 

Como venimos diciendo, si el objetivo es disminuir la circulación para evitar la propagación del coronavirus, lxs docentes no debemos concurrir a las escuelas. En beneficio de la sociedad y para nuestro propio cuidado.

La intervención de la policía para levantar una mesa de examen retrata la incoherencia entre lo que enuncian quienes gobiernan y las medidas prácticas que las mismas autoridades terminan impulsando o ¿acaso las mesas de exámenes son una tarea esencial? 

Fueron los propios estudiantes terciarios, desde sus centros de estudiantes, quienes se anticiparon al tema exigiendo que las mismas se suspendieran hasta tanto estén dadas las condiciones de seguridad e higiene en los institutos. Muchos de ellos son trabajadores precarizados en mini mercados, apps de reparto, obreros de fábrica, cuidadoras de niños. Padecen a su vez la precarización laboral que les impide plegarse a las medidas de resguardo indicadas por el gobierno.

La misma preocupación tenemos las y los docentes

Exponernos a circular atestados en transportes insalubres, en muchos casos teniendo que ir a más de un establecimiento educativo, para pasar una jornada en instituciones donde el gobierno aún no proveyó jabón, toallas de mano ni alcohol en gel. 

Para garantizar una “continuidad pedagógica” haciendo malabares porque a las escuelas periféricas y a las familias trabajadoras de los barrios periféricos no llegan las mentadas plataformas web. 

El Estado continúa tercerizando la asistencia alimentaria en las escuelas, porque la desocupación, la precarización laboral y los salarios por debajo de la línea de pobreza empujan a los comedores escolares que son atendidos por asistentes, en su mayoría mujeres, que cobran salarios de pobreza y tampoco cuentan con las condiciones de cuidado para desempeñar esas tareas.

Es contradictorio también que el gobierno esté pidiendo justificar con certificados la licencia de aquellas personas que tienen algún familiar en grupo de riesgo, haciéndolos asistir a centros de salud al tiempo que piden llamar por teléfono para evitar la circulación, en especial en hospitales y salitas, lo que es lógico considerando la precaria situación de los trabajadores de la salud, que son los que se encuentran mayormente expuestos a contraer enfermedades. 

La docencia debe tomar el control de la seguridad e higiene de las condiciones de trabajo en caso de tener que cumplir con guardias mínimas, como la que ya han resuelto compañerxs en algunas escuelas para la entrega de alimentos u otras tareas verdaderamente esenciales. 

Exigimos al gobierno que cumpla con su responsabilidad social y de inmediato se atienda a las cuestiones de infraestructura y se entregue de forma gratuita un kit de higiene a los trabajadores de la educación y a toda la comunidad educativa. Que contemple repelente de insectos, porque ya hay un muerto en Rosario a causa del dengue. 

Al gobierno de Perotti, que eliminó la cláusula gatillo y viene dilatando la discusión salarial hace dos meses, le reclamamos un inmediato aumento de emergencia para afrontar la escalada de precio, que sea remunerativa para que beneficie a lxs jubiladxs, sin que ello vaya en detrimento de la paritaria que aún está pendiente. Planteamos el urgente pago del proporcional de vacaciones y cobro del salario en tiempo y forma a todos lxs compañerxs reemplazantes, muchos de los cuales hace un mes y medio que no perciben ingreso alguno y verán agravada su situación económica por la suspensión de clases.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios