fbnoscript
19 de marzo de 2020

Neuquén: virtual estado de sitio

Policía y gendarmería patrullan con autoparlantes proclamando la “prohibición” de la circulación por la vía pública.
Por Corresponsal

Desde ayer, la Policía de la provincia del Neuquén y la Gendarmería Nacional patrullan la ciudad y distintos puntos de la provincia alertando sobre la “prohibición” de la circulación en la vía pública y cualquier tipo de concentración. La iniciativa policial se realiza sin ningún sustento legal, ya que no existe decreto ni ley que lo ampare. Conocidos estos videos, desde el Partido Obrero de Neuquén se emitió un comunicado donde se rechaza este accionar policial por constituir “un reforzamiento del aparato represivo del Estado para avanzar en un disciplinamiento social, utilizando para ello la situación generada por la pandemia”. 

Asimismo, el comunicado del Partido Obrero denuncia que “la contundente iniciativa policial, para perseguir la circulación popular por la vía pública, cuenta indudablemente con el aval del gobierno. La iniciativa contrasta con la inacción y el quietismo oficial ante la continuidad operativa de la mayor parte de la actividad privada. Queda en evidencia que la orientación del gobierno apunta a garantizar el lucro capitalista y valerse de la pandemia para reforzar una regimentación social. Así lo confirma, por ejemplo, la inacción gubernamental ante las protestas protagonizadas por los trabajadores del shopping Alto Comahue, en reclamo de que sea cerrado para evitar una propagación del coronavirus; la inacción ante el reclamo de medidas de seguridad de parte de los trabajadores de Autobuses Santa Fe, y el silencio oficial frente a la lucha de los trabajadores de la Clínica Cutral-Co, que plantean que sea reabierta y se ponga al servicio de la lucha contra la pandemia, preservando todos los puestos de trabajo”.

Asimismo, el operativo conjunto de policía y gendarmería choca con la actitud de Gutiérrez de dar respuestas ante el reclamo de los trabajadores desocupados y precarizados, integrantes de las organizaciones sociales, y de los obreros ceramistas.

El Partido Obrero rechaza el reforzamiento del aparato represivo del Estado y la regimentación social. Planteamos la centralización del sistema sanitario público y privado en manos de los trabajadores; la duplicación del presupuesto de salud a nivel nacional y de las provincias; formación en todos los lugares de trabajo de comités de higiene y salubridad electos por los trabajadores; prohibición de despidos y suspensiones en todo el país, implementación de un seguro al desocupado y al monotributista de $ 30.000, duplicación de la tarjeta alimentaria sin restricciones, cumplimiento del aumento prometido de la asistencia alimentaria a los comedores. No al pago de la deuda externa, para que los recursos del país se utilicen para atender la emergencia. Este es el programa que defenderemos en la sesión especial del próximo viernes. Llamamos a los trabajadores y trabajadoras a organizarse detrás de este planteo.

 


 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios