fbnoscript
19 de marzo de 2020

Mar del Plata: paro de repartidores de Glovo marca el camino

Apoyemos con todo la lucha los trabajadores de las apps de reparto contra el ajuste y la superexplotación.

El cuadro de la actual pandemia del Covid-19 y las medidas adoptadas en la ciudad de Mar del Plata -en este caso el cierre de comercios y restoranes durante el fin de semana largo- ha generado una situación de superexplotacion de los trabajadores de las apps de reparto en la ciudad. Los diarios locales señalan que “los deliverys” están a full.

No se trata de un rayo en cielo sereno, el fin de semana pasado se realizó un paro y movilización de los glovers, con un alto acatamiento (90%) y una contundente manifestación. El conflicto viene arrastrándose desde el año pasado. Recordemos que durante enero y febrero se realizaron varias movilizaciones y paros por el pedido de aumento de la tarifa base que sólo había aumentado $7 en más de un año y medio. Luego de esto hubo promesas de aumento para marzo que fueron incumplidas. Según los trabajadores del Glovo, el aumento actual no llega ni al 25%, mientras que en horarios de alta demanda a lo mejor llega al 30%. Estos aumentos son menores a los bonos que se les daba en febrero. 

El argumento de la patronal es que no es rentable aumentar más, mientras tanto a los clientes que hacen los pedidos les aumentaron el precio hasta $90 por pedido. La tarifa base de un glover es de $42 y $13 adicional por kilómetro. En este sentido los trabajadores plantean un aumento en la tarifa básica acorde a la inflación interanual que es de más del 50%, y también la posibilidad de contar con una ART frente a los accidentes. Vale recordar que los repartidores de las apps son monotributistas y por esta vía también han sufrido de un aumento drástico en el pago del impuesto.


Con el coronavirus la cosa esta peor

La suerte de cuarentena que se vive en la ciudad, para colmo, ha colocado a los deliverys en el centro de la tormenta. Las patronales de todas las aplicaciones de reparto les han enviado mails y comunicados a los trabajadores con las medidas de seguridad para tomar frente a la pandemia. Se trata de “recomendaciones” para las cuales no brindan ninguna garantía debido a que evitan hacerse responsables del personal de reparto.

Entre las sugerencias disponen kits de seguridad e higiene, que corren a cuenta de los propios trabajadores y recaudos para mantener cierta distancia con los clientes. Se trata de medidas estériles que dejan a librados a los riders (repartidores) a su propia suerte. 

En este sentido los trabajadores también están apuntando al Estado, ya que el propio gobierno de Montenegro llama a que los deliverys estén en las calles repartiendo pero tampoco se hace cargo de la seguridad e higiene de los mismos. Los repartidores tiene que llevar comida, productos de limpieza y de farmacia, sin la menor protección o prevención de a quien le están por repartir: una irresponsabilidad por parte del Estado y las patronales. 
Glovo, Pedidos Ya y Rappi tienen pensado aumentar sus ganancias aprovechándose de la pandemia y superexplotando de sus trabajadores. 

Crece la organización

Frente a esto los trabajadores de las aplicaciones de Mar del Plata, con los de Glovo a la cabeza, está realizando una fuerte campaña denunciando esta situación: defendiendo sus derechos laborales, sus ingresos (bonos, incentivos, etc.) y su salud; pero también explicando a la población sobre la situación que están viviendo. Es por eso que este jueves estarán realizando un contundente paro todas las apps de reparto de la ciudad. Estarán difundiendo un hashtag #YoNoReparto, que llamamos a todos los trabajadores y vecino de la ciudad a replicar en sus cuentas.

En Mar del Plata avanza y se desarrolla un activismo entre los repartidores de las aplicaciones que son una punta de lanza para todo el país. Apoyemos con todo el paro de los repartidores de Mar del Plata. Asambleas de repartidores en todas las ciudades para solidarizarse y exigir estos reclamos urgentes. Ante la gravedad de la crisis planteamos licencia paga para todos los repartidores, cobertura médica y desafectación del pago del monotributo. Defendamos la salud de los trabajadores y los consumidores.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios