fbnoscript
19 de marzo de 2020

Contra la demagogia, nos organizamos por la inclusión laboral

18 de marzo día de la promoción de los derechos para personas travestis y trans.

El 18 de marzo es el día de Promoción de derechos para personas travestis y trans en conmemoración de Claudia "Pía" Baudracco, una de las impulsoras de la ley de Identidad de Género. Como se sabe, murió poco más de un mes antes de su aprobación, se suma a la lista, junto con Diana Sacayán, a luchadoras que no pudieron ver por sus propios ojos el fruto de incansables años de militancia.

En lo que corresponde al colectivo travesti trans en materia de educación, salud y laboral, todo está en condiciones paupérrimas. La gran mayoría del colectivo se encuentra trabajando en situación de empleo no registrado, no formal y precarizado o tienen que rebuscarse a través de emprendimientos autogestionados. También la gran mayoría de travestis o femeneidades trans se encuentra en situación de prostitución, sometida a la persecución policial avalada por códigos de faltas y contravenciones, pero que también coimea, viola y violenta.

Las leyes vigentes que afectan directa o indirectamente al colectivo (como ser la ESI o la ley de Identidad de Género) o tienen excepciones para sectores oscurantistas y/o privados de la educación y la salud para accionar según sus ideales institucionales o directamente no se cumplen, por lo que en muchísimos casos, la población se ve imposibilitada a terminar la escolaridad, con escaso acceso a la salud pública (fruto del ajuste que se viene haciendo) y el incumplimiento de las obras sociales, empujando a situaciones de clandestinidad en materia de salud, perjudicando su salud en manera desmedida. 

Todo esto se imprime en un contexto de expulsión temprana del hogar (en muchos casos varios años antes de los 15), lo que deja al colectivo con una expectativa de vida de 32-35 años, en un país donde la expectativa de vida llega a los 75, aun teniendo en cuenta todas las penurias que viven lxs jubiladxs.

Hubo diversos manoseos a los proyectos de ley o leyes ya aprobadas del cual serían titulares de derecho las personas travestis-trans, como ser el caso de la legislatura de la Provincia de Buenos Aires, a través del proyecto de Elisa Beatriz Carca (Cambiemos) que quiso modificar el recientemente sancionado cupo laboral travesti trans y extender a toda la población LGBTI, alegando la falta de acceso de todo el colectivo al empleo (cuando eso no es del todo cierto), lo cierto es que querían beneficiar a personas heteronormadas por beneficiarias del derecho antes que los maltratados cuerpos travestis, afortunadamente ni siquiera pudieron dar quórum.

En la provincia de Misiones, el tratamiento de diversos proyectos de inclusión laboral ha sido cajoneado, pero es un gran orgullo para organizaciones cooptadas por el gobierno renovador que se aprobó en el concejo deliberante de la capital la realización de un paseo de la diversidad (aunque este nunca se sancionó). El programa social "hacemos futuro", que tramitó la provincia junto con Nación para la habilitación de un cupo en el programa a personas travestis trans, no cumple su cometido de alejar de la marginalidad, porque el monto es la mitad de un salario mínimo, por lo tanto no alcanza para que las compañeras puedan abandonar la prostitución, armen un proyecto de vida y encima asistan a los cursos de capacitación que el Estado exige para poder mantener el mismo, dando como resultado la baja del programa en varios casos.

Como vemos en distintos casos, todos los gobiernos se complotan por cajonear proyectos que cambiarían materialmente la realidad de un colectivo tan marginalizado, pero rápidamente proponen, tratan y aprueban fechas conmemorativas o acomodan en puestos estatales o en el fondo de las listas para hacer demagogia inclusiva, como el Frente de Todos en las anteriores elecciones en la lista de legisladores por CABA, que tenían en los últimos puestos a una mujer trans, por debajo de distintos actores de la religión.

Contra el uso demagógico de nuestras demandas nos organizamos de manera independiente de los gobiernos de turno para arrancar la inclusión laboral travesti trans y por la derogación de los códigos de faltas y contravenciones y el cumplimento de la ESI laica, científica y respetuosa de nuestras identidades, así como también la derogación del artículo 5 que habilita a las escuelas religiosas a darla según sus ideales y por el cumplimiento de la ley de Identidad de Género.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios