fbnoscript
19 de marzo de 2020

Chaco: exigencias de la banca del Partido Obrero ante la masiva extensión del coronavirus

Reclamo de medidas al gobierno de Capitanich.

En el cuadro de gravedad que se vive en la provincia del Chaco por el avance del coronavirus, donde más de 15.800 personas permanecen aisladas en sus casas en las localidades de La Escondida, Lapachito, La Verde y Colonia Elisa, ubicadas a unos 70 kilómetros de la capital provincial, por la aparición de casos positivos y la posibilidad de un contagio masivo, desde la banca del Partido Obrero presentamos un proyecto exigiendo al Poder Ejecutivo el cumplimiento efectivo del protocolo de salud y medidas urgentes para enfrentar la pandemia.

El proyecto plantea que se provean los elementos necesarios de higiene personal y limpieza general de los ambientes públicos y privados, para garantizar todas las medidas de desinfección y cuidados, ya que son inexistentes estos elementos en las escuelas, hospitales, transporte y lugares públicos.

Que el gobierno provincial informe sobre qué fondos están previstos para atender esta emergencia, sus orígenes (nacional, provincial u otros) y destinos específicos. Sumamos el pedido de una comisión de trabajadores de salud y educación, elegidos por asambleas para controlar el manejo de esos fondos.

Dada la experiencia de otros países y por recomendaciones de los infectólogos, le exigimos al Ejecutivo que convoque a la suspensión de las clases en todos los niveles educativos, públicos y privados por 15 días, tras considerar que la enfermedad circula a nivel comunitario y que las restricciones y protocolos a pasajeros que vienen del extranjero no se están llevando a cabo.

Exigimos que se habiliten unidades de aislamientos para pacientes en cuarentena, nuevas camas, con los elementos de salubridad necesarios, como así también la suspensión de todo tipo de eventos públicos o privados de concurrencia masiva, así como actividades en lugares cerrados como cines, teatros y convenciones.

Un sistema de salud vaciado

El vaciamiento del sistema de salud no es nuevo y nos pone en una alarmante situación. No hay elementos necesarios en cantidad y calidad para evitar la propagación, como jabón, alcohol, lavandina, barbijos, cartillas informativas en las instituciones escolares, centros de salud, entidades públicas, transporte.

Así lo denuncian los médicos y profesionales de la salud en conferencia de prensa: “Por favor ayúdenos, no tenemos los elementos para atender”, han declarado a la prensa.

Jefes de servicio, personal y pacientes del Hospital Perrando, ante los medios de comunicación graficaron el pasado viernes la “grave situación que atraviesa” el centro asistencial de referencia de la región.

“En el Hospital Perrando es evidente la falta de insumos, el deterioro edilicio, los ascensores que siguen sin funcionar y demás problemáticas”, describieron los trabajadores de la salud pública que se ven atados de pies y manos para desarrollar con normalidad su actividad: salvar vidas.

El hospital no cuenta con los insumos y medicamentos necesarios. Los familiares de los enfermos tienen que comprar la medicación, según dijeron a los medios para dimensionar la situación general que se da en los servicios médicos del hospital. Y acotaron que “no se puede trabajar así y los pacientes no pueden vivir así. No se puede diagnosticar a los pacientes a tiempo por esta grave problemática”.

Los medicamentos llegan al hospital a cuentas gotas cada día. “Los médicos estamos tapando agujeros”, resaltaron. “Por favor ayúdennos, ¿cómo hacemos para atender a los pacientes sin los elementos básicos, sin insumos?”, se preguntaron los profesionales y denunciaron que la situación se repite en toda la provincia.

Un protocolo nominal

El gobernador Jorge Capitanich anunció con bombos y platillos la puesta en marcha de la operatividad del protocolo de “Alerta Nuevo Coronavirus”, pero en la realidad no contamos con el debido control sanitario en el aeropuerto, en otros ingresos a la provincia y entre la población. Por ello un niño de cuatro años oriundo de Resistencia es el primer caso de un menor con coronavirus en el país y en Latinoamérica, y fue contagiado por una persona que había llegado infectada desde Europa.

Varios otros casos de contagio fueron la consecuencia de esta falta de controles previos, en particular sobre las personas que han llegado desde países donde está extendida la pandemia.

En el caso de las localidades aisladas de La Escondida, Lapachito, La Verde y Colonia Elisa, el origen fue el dueño de una fábrica de tanino y productos químicos. El 90% de las familias de esas cuatro localidades están relacionados con los 600 empleados de la empresa, que es de capitales italianos. El hombre viajó dos veces a Italia recientemente, tuvo contacto con los empleados, circuló por esas ciudades, no hizo cuarentena y luego empezó con fiebre y otros síntomas respiratorios.

Cómo salimos de esta situación

Desde el Partido Obrero planteamos:

Hay que reclamar más presupuesto de Salud, que se entreguen los insumos necesarios para evitar la propagación del virus.

Exigimos que no se oculte información de los infectados, que se informe el estado de los centros de atención en toda la provincia, que se garantice la atención médica, los insumos y alimentos para las personas en cuarentena.

Que se controle a las personas arribadas desde países de riesgo, que se garantice el cumplimiento de las cuarentenas y que se realicen los estudios a toda persona potencialmente infectada.

Reclamar los insumos necesarios que faltan en las escuelas y organismos oficiales, que se garantice el agua potable y la desinfección por parte del Estado.

Los comedores barriales exigen que se entreguen raciones de comidas a los cientos de personas que a diario concurren, ya que la cuarentena no les permite asistir a los comedores para alimentarse.

Los trabajadores han comenzado a reaccionar en defensa de la salud y de la vida

Los trabajadores de distintos call centers de Resistencia están reclamando a las autoridades provinciales que paralicen las actividades en sus lugares de trabajo con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

Debemos replicar las decisiones que tomaron en asamblea las y los trabajadores de la escuela N° 83 y otras que, frente a la tardía respuesta del gobierno, están en paro para evitar la propagación del virus.

 

Compartir

Comentarios