fbnoscript
20 de marzo de 2020

Florencio Varela: los docentes actúan frente a los obstáculos a las licencias por el coronavirus

La docencia bonaerense encuentra obstáculos deliberados en las decisiones del gobierno de Kiciloff para acceder a las licencias y protegerse de la pandemia del coronavirus. Aunque Baradel ha impugnado de palabra las disposiciones del gobernador, no ha adoptado ninguna acción práctica en defensa de la docencia. El gobierno ha excluido de las causas para no concurrir a los establecimientos educativos a quienes cuidan de mayores (de 65 años en adelante), o a docentes que conviven con familiares que están dentro de la franja de riesgo, y muchos directivos por temor a sumarios no se han atrevido a adoptar medidas en defensa de estos casos. Han existido casos de compañeros cuyos parientes o parejas están en tratamiento oncológico a quienes se les ha rechazado la licencia, igual que aquellos que tienen parientes no ancianos, pero que tienen una patología respiratoria.

La adaptación de los sindicatos docentes (salvo las seccionales multicolor) ha envalentonado a las autoridades. No obstante, se han presentado casos de resistencia activa en toda la provincia. Podemos afirmar que en Florencio Varela han tenido lugar episodios que dan cuenta de ello: en la secundaria 34 se realizó una asamblea con la participación de quince docentes que plantearon la necesidad de retirarse impugnando el artículo 2 de la resolución 2020 que impone a los docentes fuera de riesgo concurrir a las escuelas, al cabo de los cual firmaron un petitorio, y más tarde se retiraron. En la Escuela de Arte de Florencio Varela cuarenta de los setenta docentes firmaron en forma individual un mail, cuyo destinatario fue el director, en el que manifestaban su rechazo a concurrir a hacer presencia en el establecimiento (que cumplieron en los hechos), luego de haber llegado a un acuerdo colectivo en ese sentido. En la secundaria 5 se realizó una asamblea en el turno noche con la presencia de diez docentes, cuya resolución fue retirarse en virtud de la situación higiénica del edificio escolar y en defensa de lo aconsejado para combatir la pandemia. Lo propio sucedió en la secundaria 9, donde expresaron que la entrega de la merienda requiere guardias breves y no la permanencia extendida en la escuela, del mismo modo que en relación a la tarea pedagógica, que no requiere de la presencia prolongada en estas condiciones de riesgo de contagio. Hay varias escuelas en las que se están desarrollando pronunciamientos y petitorios de reclamo de licencia a todos los docentes. Hay que canalizarlos uniendo todos los reclamos.

La defensa de la vida y de la salud de la docencia requiere de una iniciativa masiva que la burocracia del Frente de Unidad Docentes Bonaerense está bloqueando. Con todo, la acción resuelta de sectores de la docencia que lucha ha logrado torcer en forma parcial la actitud de imponer la presencia docente en las escuelas, porque solo concurren a hacer guardias por pocas horas, y en la mayoría de los casos durante un solo día. El combate consecuente del coronavirus requiere de una acción independiente de los trabajadores, incluyendo a la docencia, que pase por arriba del bloqueo de la burocracia sindical atada al gobierno.

 

Compartir

Comentarios