fbnoscript
20 de marzo de 2020

Tucumán: trabajadores de la salud en alerta

Por Corresponsal

En los últimos días se sucedieron protestas en los principales centros sanitarios de la provincia. Los médicos del Hospital Centro de Salud (uno de los más grandes de la provincia) denunciaron que “carecen de elementos básicos para trabajar ante la pandemia del Corona Virus”. Faltan barbijos, camisolines, algunos guantes, alcohol en gel y todo lo que se necesita para protegerse, revelaron los trabajadores. Estas denuncias se suman a las ya realizada por los médicos del Hospital de Niños, donde el reclamo es que faltan todo tipo de insumos para tratar a los posibles casos de infectados por la pandemia. Tanto en el Hospital de niños como en el Centro de Salud los trabajadores salieron a las calles para manifestarse y a denunciar al Siprosa (Sistema de Salud Provincial del gobierno de Tucumán) por la falta de preparación ante la posibilidad de un aluvión de enfermos. Los médicos y personal de los hospitales dejaron al descubierto lo precario del sistema de salud tucumano.

Al día siguiente de que sucedieron estas protestas la ministra de Salud, Rossana Chala, salió con los tapones de punta contra los médicos que protestaron. “Nosotros estamos trabajando permanentemente con los directores y subdirectores y es un acto de total irresponsabilidad salir de los hospitales y no estar atendiendo en sus puestos de trabajo", "los reclamos de los médicos deben hacerse en la dirección, no en la calle" (La Gaceta, 20/03). Luego de arremeter contra los trabajadores de la salud se le escapó una confesión a Chala: "nosotros compramos todo lo que indicaron que era necesario para enfrentar esta situación de crisis de esta pandemia, pero siempre es poco el recurso humano tampoco hay mucha gente que quiera trabajar en los hospitales" (Ídem). Sin querer la Ministra da cuenta de lo precario del sistema de salud y confiesa que los médicos no quieren trabajar en los hospitales, no puede ser de otra forma, los salarios son miserables y las condiciones laborales de hostigamiento constante. Los médicos pasan algunos años en la actividad pública y a la primera oportunidad buscan otros trabajos que les permitan sobrevivir.

La pandemia ha venido a desnudar los problemas del sistema de salud provincial, que los médicos y enfermeros venían denunciando hace tiempo. Entre el personal de los hospitales ya circulan rumores de ocultamiento de casos de coronavirus “para no alarmar a la población”. Si queremos luchar contra esta pandemia necesitamos un sistema de salud único y centralizado, los recursos deben estar al servicio y bajo control de los trabajadores.

 

Compartir

Comentarios