fbnoscript
21 de marzo de 2020

Corridas y detenciones en una Jujuy sitiada

Un inmenso operativo represivo amparado en la cuarentena obligatoria, pero sin preservar la salud de la población.

El video de la corrida protagonizada por decenas de efectivos de la Policía que persiguieron a un grupo de jóvenes en el Parque San Martín de la capital jujeña se viralizó por las redes sociales. Es un testimonio del virtual estado de sitio en que se vive en la provincia, con inmensos despliegues policiales dispuestos por el gobernador Gerardo Morales y con una importante presencia de las fuerzas federales por contar con límite internacional.

Ante de que finalice el viernes -primer día de vigencia del decreto del gobierno nacional que resuelve el aislamiento social obligatorio- ya habían sido detenidas al menos 35 personas según datos oficiales. Más aún, el Ministro de Seguridad, Ekel Meyer, realizó una conferencia de prensa para advertir que "vamos a ponernos más rígidos con la norma dictada".

El número de detenciones podría ser de todas formas más elevado, ya que además de los operativos represivos en San Salvador se registraron grandes razias en Humahuaca, Purmamarca y Libertador San Martín. En particular, el accionar policial fue sufrido por aquellos sectores que trabajan en negro y por pequeños comerciantes, mientras que se garantiza la custodia policial para que sigan abiertas las grandes cadenas de supermercados, y por ejemplo los ingenios azucareros siguen funcionando sin respetar las normas de elementales de prevención. El estado de sitio solo apunta contra los trabajadores.

Por fuera de las promesas incumplidas sobre la ampliación del sistema sanitario, este accionar represivo es lo único que se conoce de la labor del Comité de Emergencias conformado por el gobierno provincial. De hecho, las condiciones en que permanecen detenidas las personas apresadas en la vía pública distan de garantizar la salubridad, como sucede en la capital donde la Vieja Estación de trenes fue convertida en un centro de detención. Como contrapartida, crecen los reclamos de los trabajadores de la salud por las condiciones de trabajo, especialmente el personal de enfermería.

Repudiamos el virtual estado de sitio dispuesto por el gobernador Morales. Un comité de emergencia que preserve la salud de la población debería estar conformado por los trabajadores de la salud y de las grandes ramas de la economía de la provincia, para concentrar los recursos sanitarios, abastecer de los insumos necesarios al personal, supervisar el cumplimiento de la cuarentena en los rubros no esenciales y garantizar condiciones de seguridad e higiene allí donde deban seguir funcionando las actividades.

  

  

Compartir

Comentarios