fbnoscript
22 de marzo de 2020

Olavarría: municipio y privados ajustan y despiden en medio de la pandemia

El intendente de Cambiemos ya aumentó el transporte público, el estacionamiento medido y las tasas.

Mientras la ciudad se dispuso para acatar la cuarentena dictada por el gobierno de Alberto Fernández, por la avanzada de la pandemia del coronavirus que amenaza a expandirse en nuestro territorio, nos enteramos en los últimos días que por debajo de la mesa el intendente Ezequiel Galli (Pro) recortó el área de cultura y despidió (mediante la no renovación de contratos) a la mitad del elenco estable del Ballet Folklórico Municipal y docentes de las escuelas artísticas municipales, mientras paralelamente redujo las horas destinadas a docentes en áreas de cultura.

Lo mismo ocurre con los despidos que se dieron en los últimos días en la contratista local IMEDA Ingeniería, una de las encargadas de la construcción de la nueva planta L`Amali 2 (expansión de la planta cementera del mismo nombre) la cual despidió a 17 trabajadores luego de que Loma Negra suspendiera la obra debido a la cuarentena. Estos se suman a la “pandemia” de despidos que se están dando en todo el mundo a causa de la crisis económica del sistema capitalista, agravada por el avance del Covid-19. Los Estados capitalistas y las grandes empresas buscan salvarse atacando las condiciones laborales y descargando todas las consecuencias de la crisis en la clase trabajadora.

Esta reducción del área municipal de Cultura, trató de ser encubierta por parte del gobierno con el anuncio de la reducción de un 20% de los ingresos de funcionarios municipales, que igualmente será voluntaria. Galli desde principio de año viene golpeando a los y las olavarrienses: se decretaron aumentos en el transporte público, en el estacionamiento medido, impuestos municipales y se encuentra en estudio el aumento al servicio de agua y cloacas, contra el cual venimos dando una lucha que tuvo su primer episodio en la audiencia pública de principios de marzo.

Se trata de una canallada por parte del gobierno municipal, que en vez de garantizar sueldos dignos y estabilidad laboral para trabajadores y trabajadoras de la cultura sostuvo durante 6 años la precarización y los contratos a término para poder achicar la oferta cultural (ya poca) que tiene el municipio. Bajo los mismos intereses, el intendente peronista Mario Ishii de José C. Paz definió el cierre de la Orquesta Municipal dejando a 41 familias en la calle. Se demuestra que esta política ajustar y recortar las áreas municipales (especialmente la cultura) no distingue bloques patronales.

Desde el Partido Obrero Olavarría en el FIT-U nos ponemos a disposición de estos trabajadores y trabajadoras para luchar en defensa de sus fuentes laborales. ¡Basta de ajustes en el municipio! Hay que prohibir despidos y suspensiones en el Estado y en el sector privado y aumentar inmediatamente el impuesto a las cementeras y mineras para obtener los recursos necesarios para atender la pandemia. Que la crisis económica y sanitaria la paguen los responsables: los capitalistas y los Estados que han desfinanciado y destruido las condiciones de vida de la clase trabajadora en pos de rescatar a su sistema en descomposición.
 

Compartir

Comentarios