fbnoscript
22 de marzo de 2020

UTA: las empresas desconocen protocolo de higiene y los choferes reclaman medidas urgentes

La “famosa” interna de la UTA se tomó cuarentena.

Los choferes de varias líneas de colectivo han puesto de manifiesto que las patronales del transporte, como muchas otras de diferentes ramas, no respetan las medidas de higiene y seguridad necesarias para proteger la salud de los trabajadores y de los pasajeros, en el cuadro de la pandemia de coronavirus.

En la línea San Vicente, de la empresa Dota, los choferes denuncian las condiciones de suciedad en las que salen los bondis, tapados de tierra, y donde no cuentan con alcohol en gel ni siquiera en las terminales, ni barbijos, los cuales son adquiridos por los propios choferes a costa de su bolsillo. Un chofer de la línea denunció públicamente la situación, agregando la negativa de la patronal para otorgar las licencias a los compañeros que son factor de riesgo: "Tenemos un compañero con diabetes 1, presión grado 2 y un 'by pass', recién el 25 (de marzo) puede ver al cardiólogo. Le dijeron que entonces va a tener que laburar hasta el 25". 

 

Esta empresa, que tiene varias denuncias por despidos antisindicales, se maneja con la impunidad que le otorga en Estado para seguir operando de este modo, y con la complicidad de la burocracia sindical. En este caso, los delegados que responden a Bustinduy están borrados. Sin embargo, la borrada olímpica también es de Roberto Fernández, ya que la UTA no tomó ninguna medida para garantizar que se cumplan las medidas elementales de higiene, dejando que en cada línea se realicen los reclamos y las peleas por separado. 

Por su parte los choferes de la línea 60 y los de la 540-553, de zona sur del conurbano bonaerense, han levantado un pliego de reivindicaciones en defensa de la salud de los choferes y sus familias, y de los pasajeros, que es válido para todas las empresas. Exigen, toallas, alcohol en gel, camisolines descartables, jabón, guantes de látex en los vestuarios; que se desinfecten los coches en cada vuelta; supresión de la puerta delantera y cierre con nylon de la parte delantera; eximición del pago del boleto; control de medición de temperatura al ingreso y egreso, entre otras medidas urgentes.

La famosa interna de la UTA está de cuarentena, y se pone de manifiesto cuál es la verdadera lucha interna en la UTA, que es la que tienen que llevar adelante los trabajadores contra las patronales y la burocracia sindical cómplice.

Defendemos la libertad de organización sindical de los trabajadores, con la realización de asambleas y reuniones tomando los recaudos necesarios de higiene, para poder arrancar estas medidas legítimas que reclama uno de los sectores que ha sido declarado esencial.

En esta nota:

Compartir

Comentarios