fbnoscript
22 de marzo de 2020

Ciudad de Córdoba: Llaryora pone en riesgo los trabajadores municipales y vecinos

Luego del decreto presidencial que dispuso la cuarentena obligatoria domiciliaria, restringiendo la circulación y las grandes aglomeraciones de personas como medida básica para combatir la transmisión del Covid-19, se han multiplicado las denuncias entre docentes municipales y trabajadores de la salud respecto a las condiciones en las que se ven obligados a desenvolver sus tareas.

En una flagrante violación de la cuarentena nacional, y en sintonía con los aprietes que el gobierno de Schiaretti descarga sobre los docentes provinciales, los directivos y personal administrativo de las escuelas municipales de Córdoba han sido obligados a presentarse en las escuelas para efectuar la entrega de los módulos alimentarios a las familias de los niños/as que se alimentan en los comedores escolares. El planteo resulta extremadamente extorsivo, ya que bajo la presión de tener que garantizar el alimento diario a cientos de familias se expone la salud y la seguridad de decenas de docentes, como así también de las propias familias que se agolpan en las escuelas sin las más mínimas medidas de higiene y seguridad, sin limpieza y desinfección periódica, sin alcohol en gel, ni los equipos de seguridad personal requeridos para el caso.

Esta última extorsión vino luego de que los docentes fueran desbaratando todas las maniobras de las autoridades para que se presentaran a trabajar en las instituciones, bajo diversas modalidades, incluyendo que fueran los directivos los que citaran rotativamente a los docentes.

La situación es alarmante y revela el alto grado de improvisación y precariedad de las medidas adoptadas por el gobierno municipal.

En el terreno sanitario, el lanzamiento de un plan oficial de prevención y ampliación de los centros de salud (tanto dispensarios como los tres hospitales municipales) contrastan con las denuncias que realizan los propios trabajadores de la salud. Por diversas redes sociales, los trabajadores del Hospital de Urgencias alertaron sobre la precaria situación con la que se enfrentan a la pandemia. Con un solo barbijo y unas pocas batas descartables por enfermero por día, con servilletas para higiene del personal contadas, los trabajadores del nosocomio referencia en politraumatismos de la ciudad deben hacer frente a la situación. Para más, la denuncia alerta sobre los intentos de la Municipalidad por modificar el régimen laboral a los enfermeros.

A la situación del Hospital de Urgencias se suman las denuncias realizadas por las y los trabajadores de los centros de salud de la ciudad donde ellos deben improvisar sus propias medidas de seguridad, como máscaras plásticas realizadas con capetas sobrantes de las áreas administrativas o apelar a la solidaridad colectiva, solicitando barbijos de fabricación casera construidos a partir de insumos aportados por los propios trabajadores. En este cuadro, el gremio municipal (Suoem) se alinea con el gobierno municipal y desarrolla una campaña exaltando el trabajo de los municipales como “servidores públicos”, sin denunciar los aprietes y maniobras de los funcionarios de Llaryora. La campaña desarrollada por el Suoem muestra numerosas imágenes de compañeros desarrollando las tareas de su sector en el marco de la cuarentena, sin las medidas de seguridad correspondientes, lo que resulta preocupante y refleja la falta de conciencia con relación a las medidas de resguardo necesarias para los trabajadores que, a pesar de la cuarentena, deben cubrir reparticiones esenciales.

Hacemos responsable al gobierno municipal por la situación a la que se ven expuestos los trabajadores de salud y educación, y alertamos ante la situación de indefensión en la que se coloca la salud del conjunto de los vecinos de Córdoba. 

En esta línea, desde la agrupación municipal 29 de Mayo-Lista Fucsia denunciamos el carácter extorsivo del accionar del gobierno municipal. Hace unos días realizamos una presentación al gremio exigiendo se garantice la cuarentena efectiva para todo el personal docente, como así también las condiciones de higiene y seguridad para el desarrollo de las tareas de distribución de los módulos alimentarios y kits de higiene por medio de personal preparado para dicha tarea.

Asimismo, preparamos una nueva presentación dirigida al gremio y al ejecutivo municipal para que se disponga de todos los recursos necesarios, desde insumos hasta equipamiento y elementos para garantizar la seguridad del personal de los trabajadores municipales, con el objetivo de resguardar su salud y evitar que se conviertan en potenciales agentes de propagación del virus.

Para enfrentar la propagación del virus y levantar un sistema sanitario verdaderamente público y suficiente en momentos en que se espera el pico de la pandemia en el país y en Córdoba, es fundamental la intervención y lucha de las y los trabajadores. Para garantizar la cuarentena y el resguardo de las condiciones de trabajo, higiene y seguridad de los sectores esenciales, hay que avanzar en la conformación de comités electos por cada lugar de trabajo.  
 


 

 

Compartir

Comentarios