fbnoscript
23 de marzo de 2020

Gral. Rodríguez: militarizan los barrios y siguen sin resolver las necesidades urgentes

Habiendo transcurrido los primeros días de cuarentena dictada por el gobierno nacional, en General Rodríguez la situación en las barriadas obreras es desesperante.

El intendente Mauro García (Frente de Todos) colocó al distrito en un virtual estado de sitio. La medida más osada fue saturar de vallas y policías los accesos de los barrios más populosos, con el pretexto de que hay que impedir la circulación lo máximo posible e impedir la propagación del virus.

Paradójicamente, no aplican la misma medida en los numerosos countries, clubes de polo o chacras de lujo, que existen en Rodríguez y donde sus moradores andan paseando con total impunidad. Tampoco lo hacen controlando a las patronales del distrito que extienden las excepciones a la cuarentena según su agrado y conveniencia, exponiendo a miles de trabajadores al contagio. A las patronales explotadoras y que despiden, no se dirige el "peso de la ley".

Mientras tanto, los barrios de General Rodríguez están abandonados: proliferan los basurales; hay falta de desmalezamiento, conviviendo con roedores, dengue; no hay agua potable, red de gas ni cloacas. Encima con calles intransitables y carencia de transporte público, que obliga a trasladarse muchas cuadras caminando si deben asistir al hospital o a comprar insumos.

Ahora cuando necesitan trasladarse al centro para aprovisionarse de artículos esenciales o ir a trabajar, el municipio les impide el más elemental derecho a circular.

Llamamos a los vecinos y trabajadores a repudiar estas medidas represivas inaceptables y a organizarse para reclamar por las reivindicaciones más urgentes: abajo la militarización y cerco en los barrios de Gral. Rodríguez; por la libre circulación de quienes necesiten hacerlo, tomando los recaudos sanitarios requeridos; asistencia inmediata de raciones alimentarias y kits para higiene y desinfección para la población más postergada; tareas urgentes de desmalezamiento y limpieza; subsidios de emergencia de $30.000 para los trabajadores en negro y precarizados, y prohibición de despidos.

 

Compartir

Comentarios