fbnoscript
23 de marzo de 2020

Las golosinas "esenciales" de Felfort

En el marco de la normativa que especifica qué actividades de la economía quedan exentas de cumplir la cuarentena, en función de su supuesta esencialidad, muchas patronales tratan de sacar provecho del carácter difuso de estas disposiciones. Una de ellas es la fábrica de golosinas Felfort, que, bajo el paraguas de, formalmente, estar enrolada en la industria de la alimentación, ha mantenido su producción de "paragüitas de chocolates", entre otras golosinas.

Sumado a ello, las condiciones sanitarias son pésimas. En uno de los sectores trabajan 20 personas en 200 metros cuadrados, ocupados mayormente por máquinas de producción.

Como han denunciado desde Trabajadores de la alimentación en la CSC la esencialidad solo debe regir para los productos necesarios para la subsistencia, no así para toda la gama y variedad de productos con la que cuenta la industria alimenticia.

Como el paro impuesto desde abajo en Pepsico Mar del Plata, la reacción de los trabajadores no se hizo esperar. Los reclamos de los trabajadores de Felfort obligaron a la federación y al sindicato, de la alimentación, a pronunciarse contra el trabajo en fábricas de alimentos no esenciales, pero nada hacen para que esto se garantice.

La respuesta de la patronal a la presión de los trabajadores fue que no vayan a trabajar el sábado, aunque a costa de incrementar la jornada diaria 1 hora. Aun así, las horas no trabajadas no serán pagas. De las siete horas trabajadas cada sábado solo dos horas podrán "recuperarse" esta semana, quedando 12 horas sin remuneración. Se trata de un abuso total de la patronal que busca descargar las medidas de emergencia, y su costo, sobre las espaldas de los trabajadores. 

Por otro lado, las licencias para trabajadores de población de riesgo (con enfermedades de base, mayores de 60 años, madres de niños en edad escolar) no fueron estrictas. El personal jerárquico mayor de 60 años continúa yendo a trabajar, y casos de trabajadores con hipertensión no son considerados, poniendo en riesgo sus vidas y las del resto de los trabajadores.

Felfort debe garantizar la salud de sus trabajadores. Debe cerrar durante la cuarentena y garantizar el pago íntegro de los salarios durante la misma, sin despidos, ni suspensiones con descuentos. Apoyemos todos los reclamos y acciones de sus trabajadores.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios