fbnoscript
23 de marzo de 2020

Se confirma un caso de coronavirus en la Universidad Nacional de General Sarmiento

Necesitamos un comité de higiene y de planificación del ciclo lectivo, donde estudiantes y trabajadores decidamos cómo seguir.
Por
Santi Spo y Julián Battistessa Secretario académico del Centro de Estudiantes de la UNGS

Un comunicado del Rectorado de la UNGS informa a la comunidad educativa que un docente de la universidad dio positivo al análisis de Covid-19, quien por suerte evoluciona favorablemente. También informa que el afectado dio clases el 9 de marzo, y afirma tras contactarse con “casi la totalidad de los alumnos” que “ninguno presenta síntomas”. Este dato es impreciso, y además esconde que el virus aún podría manifestarse e incluso que puede actuar de manera asintomática. Lo lógico sería que la universidad garantice el testeo de todos los que concurrieron a esa clase, y quienes utilizaron ese mismo aula al día siguiente. 

La responsabilidad de las autoridades

La UNGS está particularmente expuesta a convertirse en un foco infeccioso, porque 5.000 estudiantes asistimos diariamente a instalaciones abarrotadas. Las aulas del módulo 7, por ejemplo, son en su mayoría pequeñas y suelen superpoblarse. Allí no hay manera de mantener un metro de distancia. 

Las medidas higiénicas que tomó el Rectorado son más que insuficientes, limitadas a poner jabón en algunos baños y colocar unos pocos potes de alcohol en gel. Los propios estudiantes expresaron en las redes sociales su descontento con esta desprotección. A nadie le consta que la universidad haya sido desinfectada marzo. La limpieza ni siquiera está centralizada, ya que la misma está tercerizada en una empresa. En estas condiciones, es el Rectorado el que debería “actuar con responsabilidad”, como plantea en su comunicado.

Estudiantes y trabajadores tenemos que intervenir

Si bien no es seguro que el gobierno dé por finalizado el aislamiento obligatorio el 31 de marzo, es evidente que con aulas hacinadas y la insuficiencia de materiales elementales de higiene elemental la UNGS no podría garantizar condiciones seguras en caso de volver a clases. Debemos ser los estudiantes y trabajadores quienes corroboremos y decidamos sobre los requisitos necesarios para volver a la universidad. 

Incluso en el caso de que la cuarentena se extienda, debemos reclamar que la universidad garantice una modalidad virtual que permita al estudiantado y  a los docentes continuar el ciclo lectivo. Ello requiere una inversión fuerte en el soporte técnico virtual de la universidad, una digitalización del total de los apuntes de cada carrera  para que sean enviados gratuitamente, capacitación sobre los programas a utilizar para llevar a cabo las clases virtuales. Además, necesitamos que se garantice equipos a los estudiantes y docentes que no cuenten con los dispositivos tecnológicos para afrontar la cursada virtual. 

Para implementar estas medidas, que apuntan a preservar la salud de la comunidad educativa y a evitar que perdamos el ciclo lectivo por la pandemia, planteamos la necesidad de conformar un comité de higiene, planificación y seguimiento del ciclo lectivo, que debe estar compuesto por estudiantes, docentes y no docentes, con la colaboración de especialistas.


 

En esta nota:

Compartir

Comentarios