fbnoscript
24 de marzo de 2020

Mendoza: la represión no es prevención

Desde que fue decretado el aislamiento social obligatorio han circulado decenas de videos por las distintas redes sociales que dan cuenta de la brutalidad policial y el hostigamiento contra les pibes de los barrios, utilizando la cuarentena como excusa. Solo en la provincia de Mendoza se cuentan más de 400 detenciones.

Las personas detenidas carecen de elementos esenciales de higiene y las fuerzas de seguridad incumplen las recomendaciones de distancia establecidas por la OMS, lo que significa que exponen a la población a la propagación del virus.

El gobierno justifica este accionar represivo alegando una falta de conciencia de la gente que sigue transitando las calles. Oculta así la situación que sufren los trabajadores precarizados que se quedan sin ingresos si no trabajan, la de los obreros de la viña que siguen levantando la cosecha sin elementos de seguridad y sin paga, o la de los trabajadores que son obligados por la patronal a seguir concurriendo a sus trabajos. También encubre la precariedad sanitaria que se vive en las barriadas obreras

La necesidad de medidas como el aislamiento obligatorio de ninguna manera puede significar un reforzamiento del aparato represivo. La represión representa el fracaso de la política del gobierno, de intentar contener la pandemia sin tocar la rentabilidad de los capitalistas, priorizando el pago de la deuda antes que garantizar las condiciones de salubridad de la población trabajadora. 

Este 24 de marzo, a 44 años del golpe militar genocida, repudiemos estas acciones y el reforzamiento del aparato policial. No al virtual estado de sitio. 

 

Compartir

Comentarios