fbnoscript
24 de marzo de 2020

¿Qué pasa con las clases en la UNCuyo?

Por Corresponsal

Con la crisis desatada por la pandemia del coronavirus han quedado de manifiesto las graves falencias de la universidad pública.

Cuando se declaró la pandemia, la Universidad Nacional de Cuyo anunció la conformación de un comité de expertos y el establecimiento de un protocolo con la intención de dar inicio al ciclo lectivo 2020. La intención quedó trunca ante la evidencia de las graves carencias sanitarias, como la falta de jabón en los baños y la tercerización de la limpieza, y de lo imposible de cumplir con las distancias mínimas recomendadas cuando se condena a los alumnos a cursar hacinados por la falta de aulas.

Por esta razón, la UNCuyo terminó dictando el cese de actividades y estableció un plan para que los alumnos pudieran tener clases mediante modalidades virtuales desde el 16 de marzo. Al día de hoy, sin embargo, eso no ha ocurrido e incluso muchas facultades han postergado su inicio de clases al 1 de abril. Es evidente que carecen de los medios para implementar cursadas a distancia a todo el estudiantado, cuando ya se satura el sistema SIU Guaraní al inscribirnos a las cursadas y los exámenes.

El plan establecido por las autoridades universitarias descarga sobre docentes y estudiantes la responsabilidad del desarrollo del cursado virtual, teniendo que garantizarse por sus propios medios computadoras y la necesaria conexión a internet. A la vista está que en realidad no hay ningún plan para que todes accedan al cursado, lo cual genera confusión y malestar entre les estudiantes.

Esta crisis demuestra el vaciamiento de la universidad pública que llevaron adelante los sucesivos gobiernos. Sin ir más lejos, el presupuesto universitario del 2020 sigue a las espera de un acuerdo del gobierno con el FMI y los bonistas para el pago de la deuda.

Reclamamos que se aumente el presupuesto universitario y que el mismo se ponga bajo control de estudiantes y docentes, para establecer un plan real que garantice las cursadas a pesar de la crisis sanitaria. Exigimos a la Federación Universitaria y a los centros de estudiantes que abran instancias de deliberación para resolver cómo intervenimos para conquistar que la Universidad brinde todo lo necesario para dar inicio a las clases.

 

Compartir

Comentarios