fbnoscript
24 de marzo de 2020

Córdoba: alarmante situación en el Hospital Misericordia

Los trabajadores del Hospital Provincial Misericordia denuncian una alarmante situación que se vive en ese nosocomio. Desde la dirección del hospital han bajado la directiva de restringir el uso de barbijos a todo el personal de salud, afectando principalmente a los médicos de guardia que se encuentra en la primera línea de la lucha contra la pandemia.

Si bien, según el plan de la provincia se trata de un hospital “limpio”, es decir, que no recibiría internaciones por casos de COVID-19, a diario llegan a la guardia casos sospechosos que deben ser atendidos por el personal del hospital sin las más mínimas medidas de seguridad. Sin ir más lejos, las y los trabajadores denuncian que el propio director personalmente atiende casos sospechosos que llegan al hospital, vestido de civil y sin ninguna medida de protección personal; un verdadero acto criminal.

La situación es aún más grave, puesto que se ha desplegado una persecución sobre los médicos y residentes, amenazando con sanciones a quienes usen los barbijos o gafas protectoras en la guardia o en los pasillos. Se trata incluso de una violación a los propios protocolos de atención dispuesto por el gobierno de la provincia, sobre la base de las recomendaciones de la OMS, el 27 de febrero, es decir, mucho antes de la llegada del virus al país. Ahí se prevé el uso de barbijo a todo el personal médico que atienda en guardias o consultorios a pacientes con síntomas respiratorios.

Mientras el gobierno de Schiaretti desabastece y retacea los recursos necesarios para garantizar una atención eficaz y segura en los hospitales, lanzándose contra las y los trabajadores de la salud que se resisten a tal atropello, resguarda los negocios de la salud privada. 

La situación del Misericordia es apenas un botón de muestra de la crítica situación por la que atraviesan el conjunto de los hospitales provinciales. Estamos hablando de uno de los hospitales más vaciados de la ciudad, con una exigua planta de personal que se ve más afectada aún por las licencia obligatorias a las y los mayores de 60 años y quienes presentan enfermedades previas. Al día de hoy, a pesar de los anuncios de que la provincia tomaría 700 nuevos trabajadores/as de la salud, no es claro con cuanto personal dispondrá el nosocomio para reforzar la atención de cara a la pandemia.

Situaciones como la del Misericordia se multiplican en la provincia, es por esto que desde la bancada del Partido Obrero – FIT, y con la iniciativa de nuestra legisladora Soledad Díaz García, hemos lanzado una campaña para recoger las denuncias de las y los trabajadores de la salud, e interpelar nuevamente al ministro de Salud y al gobierno de la provincia a fin de que se den respuestas inmediatas ante la crítica situación.

Desde Tribuna de Salud, no dejamos pasar estos atropellos y nos lanzamos a la organización de los hospitales para exigir: adecuada e ilimitada provisión de EPP (Equipos de Protección Personal) de máxima calidad para todos los trabajadores de los hospitales y centros de salud, que incluya Barbijos N95 y quirúrgicos, batas, mamelucos, gafas, máscaras para el rostro, guantes, cofias, alcohol en gel y todo otro elemento necesario deben estar disponibles siempre. Licencia obligatoria paga a todas las y los trabajadores de la salud mayores de 60 años y a quienes presentes enfermedades consideradas de riesgo, tanto en el ámbito público como privado. Reducción de carga horaria para trabajadores altamente expuestos al Coronavirus. Aumento de personal e infraestructura.

 

Compartir

Comentarios