fbnoscript
24 de marzo de 2020

Ciudad Oculta: cuarentena sin agua potable y con medidas de emergencia insuficientes

El Gobierno de la Ciudad es responsable por años de desinversión.
Por Corresponsal

En uno de los videos que ha circulado por las redes sociales se puede ver como el Gobierno de la Ciudad trata de remediar la falta de agua potable en uno de los barrios más humildes de la ciudad: la villa 15, más conocida como Ciudad Oculta. Los vecinos vienen organizándose hace tiempo por el reclamo de un acceso al agua potable de forma permanente, ya que el barrio carece de las instalaciones y de la infraestructura necesaria para abastecer a los vecinos. La llegada de los camiones cisterna es solo una respuesta insuficiente ante una situación crítica en la que vive la población de más bajos recursos.

Es en este mismo barrio donde el propio Gobierno de la Ciudad inauguró hace menos de un año el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat. Una construcción lujosa, que cuenta con infraestructura exclusiva de desagües cloacales y pluviales, y un perfecto abastecimiento de energía eléctrica y agua potable. El contraste con la realidad de los vecinos es notable, el resto de la villa 15 no cuenta con acceso al agua potable, en aquellas manzanas donde los vecinos hicieron los reclamos y llegan los camiones cisternas, sólo lo hacen tres veces por semana. Los mismos vecinos del barrio denuncian que los últimos 15 días no contaron ni siquiera con este paliativo.

En un contexto de cuarentena general, donde los vecinos se ven obligados a permanecer en sus casas, es fundamental garantizar condiciones habitacionales dignas. Más aun cuando una de las principales medidas de prevención para evitar el contagio del coronavirus es el aseo y lavado constante de manos y el cuerpo.

El Gobierno de la Ciudad es responsable de llegar a esta situación de emergencia dentro de la emergencia, ya que ha postergado la satisfacción de las necesidades populares en desmedro de la calidad de vida de la población más carenciada. Como medida de emergencia debe garantizarse el abastecimiento completo de agua, aumentando la frecuencia de los camiones cisternas, mientras se lleven adelante obras de infraestructura que abastezcan de agua potable a toda la villa. Una vez más, la emergencia sanitaria revela la orientación antipopular y antiobrera de los gobiernos capitalistas.

 

Compartir

Comentarios