fbnoscript
25 de marzo de 2020

Mendoza: "Queremos trabajar en la salud pública, pero en estas condiciones se hace muy difícil"

Reportaje a una enfermera abocada a los casos de la pandemia. 
Por Redacción Mendoza

Desde Prensa Obrera hablamos con una trabajadora del Hospital Central, el hospital principal de la Provincia de Mendoza y el de referencia para la atención del Covid-19. Ella es Licenciada en Enfermería, trabaja en la Unidad de Terapia Intensiva y desde hace meses forma parte de la Asamblea de Prestadores Autoconvocados. 

La entrevista fue realizada el martes 24 de marzo.

Redacción: el Hospital Central, donde trabajás vos, es uno de los hospitales donde están internados los casos confirmados de coronavirus. ¿Tenían los insumos y el protocolo adecuado para recibirlos y aislarlos?

T: En realidad no. No hay un protocolo oficial, ni en general ni para la UTI. Cuando llegaron los casos, algunos a UTI y otros a Clínica, según la gravedad, hicimos lo que consideramos más adecuado para cuidar la salud de los pacientes y la nuestra. Una de las chicas de infectología preparó un protocolo para que tengamos, pero nada oficial. En cuanto a los insumos, escasean y mucho. Principalmente los barbijos prequirúrgicos y las máscaras, que son los únicos insumos que nos protegen de la “gota gorda” del paciente que llega estornudando o tosiendo. 

Redacción: Y después de esos casos, ¿se reforzó el abastecimiento de insumos, se estableció un protocolo o se tomó alguna medida para anticipar lo que sigue?

T: Ayer entró un nuevo paciente sospechoso y tampoco teníamos todo lo necesario. Alcanzaron los barbijos, pero nos quedaron solo tres. O sea que si entraba un segundo caso, ya no alcanzaba. Y seguimos sin tener las máscaras. Una médica está armando un protocolo para proponer y que lo aprueben, pero es algo que surgió de ella. A 10 días de que entren los primeros casos sospechosos, todavía no hay un protocolo de parte del Ministerio o el Hospital.

Redacción: Según vos y lo que ves en el hospital: ¿está Mendoza, nuestro sistema de salud, en condiciones de hacer frente a esta pandemia?

T: Faltan insumos, pero sobre todo falta personal. No todos los enfermeros del hospital saben usar toda la aparatología, por ejemplo los respiradores. Solo los de los servicios que lo usamos a diario y ni siquiera todos. Entonces si redistribuyen al personal, igual no van a poder cumplir con la función. Cuando se abra la parte nueva del hospital, se van a incorporar enfermeros, pero se los va a tener que capacitar sobre la marcha de una pandemia. Y la capacitación la damos nosotros mismos. Mientras estemos atendiendo, vamos a tener que estar también capacitando. Eso ya se debería estar haciendo. Nosotros sabemos que no podemos enfermarnos, no existe esa posibilidad. Si nosotros nos enfermamos, no hay reemplazo. Y no es solo el Covid-19, sino que se agrega a todas las patologías habituales.

Redacción: ¿Cuál es actualmente tu situación laboral?

T: Yo trabajo como prestadora desde hace cuatro años. Soy Licenciada en Enfermería. Facturó todos los meses al hospital. Ahora estamos ganando $20.000 de bolsillo, casi la mitad de la canasta básica, así que también tengo otro trabajo. Somos muchos los prestadores en el hospital y en toda la provincia. Hace cuatro años, cuando empecé a trabajar en el hospital, la única forma era como prestadora, no había opción, no había concursos. Si esperaba a que hubiera un concurso, todavía seguiría esperando entrar a trabajar. Pero nunca esperé que así siguiera por cuatro años. No tenemos ART, ni licencias por enfermedad o capacitación. Hace cinco años que no tengo vacaciones.

Redacción: Los prestadores están hace algunos meses organizados en asamblea autoconvocada por sus derechos laborales. ¿Cómo surgió ese proceso de organización?

T: Lo primero fue preguntarnos qué había pasado todos estos años, donde fuimos teniendo expectativa en cada elección provincial, en cada paritaria, pero pasaban los años y no había pase a planta. En diciembre, Ampros (Asociación Mendocina de Trabajadores de la Salud) llamó a un paro de 48hs., donde todos íbamos a adherir, pero se echaron para atrás para sentarse a hablar con el gobernador. La propuesta fue que 300 profesionales, de distintas áreas y dependencias, concursarían sus cargos si se aprobaba el presupuesto. Y ellos elegían los sectores: los licenciados en enfermería quedábamos últimos. Incluso si hubiera concurso, serían abiertos, participarían profesionales de todos lados y, si lo perdemos, nos tenemos que ir directamente. Todo el esfuerzo de años tirado a la basura, no se nos reconoce nada. La idoneidad la demostramos con años de trabajo, sino ya nos hubieran echado o cambiado de sector.Así que nos empezamos a juntar los prestadores de la UTI y después del hospital, primero 6, después 15 y así. Fuimos investigando y descubrimos que ni siquiera hay armada una Junta Calificadora para concursar licenciados en enfermería. Hablamos con abogados, pero eran caros, hasta que encontramos gente que nos asesoró. Hemos hecho notas individuales, otras conjuntas y hasta juntando firmas de la comunidad, para exigir el pase a planta, que se nos respete. Mientras tanto, ATE nos boicoteaba, nos denunciaba por redes sociales, y Ampros nos dejaba de lado. Pero nosotros seguimos adelante.

Redacción: Ahora con la situación del coronavirus, ¿cómo siguen?

T: No nos podemos seguir juntando en asamblea, pero seguimos por las redes y hemos hecho videos, petitorios, etc. Y también hemos empezado a sumar prestadores de otros hospitales, y somos más de 250. Ahora es una contradicción, porque necesitamos defender la vida de toda la población, pero tampoco podemos olvidarnos de nuestros reclamos, nuestras familias y nuestros derechos. Así que vamos viendo cómo unimos las dos cosas. Al día de hoy no tenemos ART así que, si nos contagiamos de Covid-19 en el Hospital, no nos cubre nadie. Estamos muy desamparados. Hay compañeros que cobran $15.000. No podemos esperar a que pase la pandemia para hacer valer nuestros derechos, al contrario. Si nosotros estamos mejor, podemos atender mejor a todos.

Redacción: ¿Querés agregar algo más, algún mensaje o solicitud para la población?

T: Solo queremos ser escuchados, que se nos garantice nuestra seguridad, más en la pandemia, donde vamos a dejar todo de nosotros. Incluso yo ya pienso en que en algún momento me voy a empezar a quedar a dormir en el Hospital directamente, para no transmitir el virus. No puede ser que no tengamos ni ART, que cobremos una miseria y que no sepamos hasta cuándo tenemos laburo.
Este mes todavía no nos reciben las facturaciones, no tenemos fecha de cobro. A muchos se nos adeuda febrero y hay médicos que llevan tres meses sin cobrar. No podemos contar con los sindicatos, ellos han sido cómplices de toda esta situación que vivimos los prestadores.

Exigimos al gobierno el pase a planta permanente, efectiva y sin concurso de todos los prestadores, el pago inmediato de los sueldos atrasados, salario igual a la canasta familiar, insumos recomendados por la OMS y capacitación. Y a toda la población, pedimos que se queden en casa y que nos ayuden a difundir nuestra situación y nuestros reclamos. Queremos trabajar en la salud pública, pero en estas condiciones se hace muy difícil.
 


 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios