fbnoscript
25 de marzo de 2020

24 de marzo en Santa Cruz: la continuidad de una lucha histórica

El Encuentro Memoria Verdad y Justicia de Río Gallegos emitió un comunicado destacando su independencia política en una provincia donde el activismo histórico de DD.HH. ha chocado siempre con los gobiernos kirchneristas, que de 1983 a 2003 jamás se expresaron por el tema.

El texto se titula: “A 44 años, No a la impunidad, No a la deuda externa” y, luego de recuperar la memoria histórica de las masacres obreras de la Patagonia, explica el golpe como parte de la estrategia contrarrevolucionaria del imperialismo en los 70, lo muestra como una situación continental y lo vincula a la multiplicación exponencial de la deuda externa argentina. Concluye su caracterización con la idea que se trató de un golpe cívico-militar-eclesiástico, mostrando la trama de intereses, detrás de los golpistas.

Denuncia a los gobiernos desde 1983 como continuadores de las reformas laborales y jubilatorias antipopulares, para analizar los últimos años en Santa Cruz donde hace eje en mostrar el brutal ajuste de las cuentas públicas provinciales contra los salarios y jubilaciones y contra la obra social (Caja de Servicios Sociales), para concluir en el reclamo de reincorporación de los recientes despedidos de YCRT y varios municipios. 

Para entender algunas cosas, cabe acotar que Alicia Kirchner muestra una continuidad personal en estas políticas de ajuste, ya que durante la dictadura ocupaba un cargo político en el Ministerio de Asuntos Sociales de Santa Cruz. 

Pasa el documento a analizar la pandemia con la frase “El coronavirus pone en evidencia una crisis capitalista, posiblemente la más profunda y la más extendida a escala mundial”, para luego considerar como insuficientes las medidas adoptadas por el gobierno y reclamar el cese de cualquier pago de deuda externa para volcar los fondos a una “triplicación del presupuesto de salud”. Explica de inmediato el abandono de la salud mental y la tremenda ola de suicidios que conmueve a Santa Cruz.

Denuncia luego la militarización con motivo de la enfermedad y rechaza de plano cualquier intento de establecer el estado de sitio pedido por varios gobernadores. Luego pone atención en las torturas repetidas en las comisarías de nuestra provincia y reclama la apertura de los archivos de los organismos de inteligencia incluido el DIP de Santa Cruz.

Pasa revista luego destacando las reivindicaciones de la mujer, denuncia la contaminación de las barriadas populares por los constantes incendios de los vaciaderos municipales y apoya los reclamos de los pueblos originarios.

Luego asume como banderas de lucha a los compañeros Mariano Ferreyra, Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, para culminar con un programa de lucha que comienza con el reclamo de juicio y cárcel común a los genocidas, desenvuelve todas las reivindicaciones populares y culmina con el planteo de ¡Fuera el FMI!

Se trata de un texto muy importante que recoge la lucha revolucionaria de nuestros 30.000 detenidos desaparecidos, la ubica en nuestra realidad provincial y la proyecta hacia el futuro.
 

 

Compartir

Comentarios