fbnoscript
26 de marzo de 2020 | #1586

El 24, miles reafirmamos que no nos olvidamos, no perdonamos y no nos reconciliamos

A pesar de la pandemia, miles reclamaron cárcel común y efectiva para los genocidas y el fin de la impunidad de ayer y de hoy

La existencia de la pandemia imposibilitó, por primera vez desde la caída de la última dictadura, que se realice la enorme marcha antirrepresiva que sucede cada vez que se cumple un aniversario del golpe militar del 24 de marzo. Esas banderas de lucha, sin embargo, estuvieron presentes a lo largo del día en manos de miles que levantaron reclamos, planteos y denuncias, desde sus redes sociales, o hasta colgando pañuelos y banderas desde sus balcones.

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia produjo un documento político verdaderamente excepcional, reflejando la continuidad del reagrupamiento de lucha por los derechos humanos, que ha rechazado la cooptación estatal que neutralizó a buena parte de los organismos bajo los gobiernos kirchneristas.

El documento tiene la enorme lucidez de plantear la ruptura con el FMI y la necesidad frente a la pandemia de volcar los recursos a reconstruir la atención sanitaria vaciada por años de ajuste. Rechaza expresamente la pretensión de “dar vuelta la página”, que planteara recientemente Alberto Fernández, buscando reconvertir a las Fuerzas Armadas como una herramienta política de cara al control social.
Aunque el documento no pudo ser leído en las calles, se lanzó en simultáneo en todo el país mediante un video, que las cientos de organizaciones pertenecientes al Encuentro subieron a sus redes.

Desde el Partido Obrero continuamos la transmisión del video con una charla en vivo que fue seguida con atención por cientos de compañeros, que fueron rotando por nuestra cuenta de Facebook, con picos de 900 espectadores. 

El panel lo integró Néstor Pitrola; “Tati” Fernández, presidenta del Centro de Estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires y militante de la UJS, y Liliana Alaniz, abogada querellante en la causa Esma y dirigente de la Asociación de Profesionales en Lucha (Apel). Eduardo Salas actuó como coordinador.

Allí se desarrollaron importantes conceptos sobre el carácter histórico y de clase de la dictadura y la naturaleza de la resistencia que protagonizaron contra ella sectores de la clase obrera y de la juventud. Se rescataron aspectos de la militancia del PO bajo la dictadura, reconstruyendo la historia de varios de sus compañeros desaparecidos. La charla motivó decenas de comentarios y preguntas. Un tema recurrente fue la inquietud frente a la militarización que implica la cuarentena y cómo enfrentamos una manipulación represiva de la pandemia que el Estado emprenda.

El portal de Prensa Obrera también fue un punto donde se vivió con intensidad el 24 de Marzo. Pudimos constatar que se trató de un día con una avidez política extraordinaria, superando las 100 mil visitas a nuestra página en el día. Junto al seguimiento, minuto a minuto, de los avatares de la implementación de la cuarentena en el país y las reacciones de los trabajadores, fue un atractivo la importante sección sobre el 24 de Marzo. Con más de veinte notas preparadas por un amplio equipo de compañeros, las notas subidas reconstruyen distintos aspectos del proceso histórico de la dictadura, de la lucha obrera y de masas contra esta, de la militancia y las posiciones de PO y de la izquierda, así como también del proceso de lucha contra la impunidad hasta el día de hoy, desde un balance de los juicios a la cooptación de los organismos de derechos humanos y la campaña por la reconciliación con las Fuerzas Armadas.

La militancia del Partido Obrero fue parte de una enorme marea humana que buscó, bajo condiciones insólitas, cómo expresar su voluntad de luchar contra la impunidad de ayer y de hoy.

Compartir

Comentarios